A pocas millas de los 50´

publi mach 2

“La publicidad que hoy estaría prohibida”, Este es el titular  que he leído  hace  unos segundos en otro portal. Viene  acompañado de varias fotografías  similares a la que encabeza nuestra noticia. Son imágenes en las que el machismo es muy explícito y muy claro, y difícilmente estaría permitido en este momento.

Dos son las leyes que podemos contemplar  que amparen o regulen de alguna forma este tipo de anuncios. Por un lado,  la ley General de Publicidad de 1988, que considera fuera de la legalidad todo anuncio que “atente  contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución”. Por otro lado, encontramos la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres de aprobación  más reciente que la anterior, y que proclama en su artículo 39,  que “Todos los medios de comunicación respetarán la igualdad entre mujeres y hombres, evitando cualquier forma de discriminación “.

El conflicto radica en la subjetividad de las leyes en este sentido y la de los propios anuncios, si obviamente quedarían prohibidas formas tan directas de discriminación como la que podemos observar en la imagen, hay otras que quizás puedan escapar a ellas, por ser su naturaleza más implícita,  relativa, o de  doble sentido.

Y es que si esos anuncios pertenecían a la década de los 50, también en nuestra década podemos  encontrar publicidad protagonizada por un alto contenido discriminatorio y machista, que aunque de forma no tan directa atenta contra la integridad y dignidad de la figura de la mujer y sigue alimentando los estereotipos propios del patriarcado.

Como es el caso de un anuncio de la RAE  con motivo de su aniversario, en el que utilizando el lema de la institución “Limpia, fija y da esplendor” se parodia un anuncio de detergente,  con una mujer  aparentemente analfabeta ordenando a su hijo recoger un frasco de mermelada antes de que llegue su padre”.

Otro caso tan pavoroso como el anterior,  ha sido difundido por Loterías y Apuestas de Estado  para promocionar un sorteo extraordinario del turista, en el que junto a una imagen de las piernas de una mujer y  una maleta, aparece  “Uno de cada tres quiere tocarte. Déjate”.

Y para redondear la cadena de ejemplos al  usual número tres,  citaremos el famoso anuncio de Alfa Romeo Giulietta,  en el que   acompañando  la cadena visual de dicho material publicitario  aparece una sensual voz en off femenina pronunciando el siguiente mensaje:

“Mírame, tócame, incítame, provócame, sedúceme, contrólame, protégeme, grítame, relájame”,  “Soy Giulietta, si vas a hablar de mí, pruébame”.

Estos,  son sólo tres de los muchos que podríamos encontrar. En la mayoría de los casos son retirados  porque distintas  asociaciones de mujeres  realizan las denuncias y el proceso pertinente para su retirada.  ¿Qué os parece?

 Cabe  señalar,  que de los tres  anteriormente citados  dos pertenecen a Organismos Públicos, lo cual hace aún más ardua la situación, ya que de ellos debería depender la educación a la sociedad para que estos estereotipos no siguiesen teniendo vida en ningún espacio público, y mucho menos en los medios de comunicación,  que como todos bien sabemos es uno de los principales agentes sociales en cuanto a formación y condicionamiento del cerebro colectivo.

Otros artículos de machismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion