Afganistán quiere recuperar la lapidación por adulterio

Recreacion_lapidacion_Bruselas

El nuevo código penal de Afganistán podría introducir de nuevo la lapidación como castigo para las mujeres y hombres casados que mantegan relaciones sexuales fuera del matrimonio según denunció la asociación Human Rights Wactch, que tuvo acceso al borrador de la nueva ley.

Esta pretensión llega precisamente en el Día Internacional contra la Violencia de Género y tras doce años de la caída del régimen talibán. El director de la asociación, Brad Adams, señaló que resulta «chocante» que después de tanto tiempo el gobierno de Hamid Karzai quiera recuperar esta práctica que fue habitual entre los años 1996 y 2001, durante el régimen fundamentalista.

Human Rights hace un llamamiento a todos los países que contribuyen a la financiación del gobierno afgano, entre ellos España, para que adviertan a Karzai de que si lleva a cabo esta reforma suprimirán el apoyo económico que le prestan.

El gobierno afgano depende casi al 100% de la financiación extranjera. Además, Estados Unidos tendrá sus tropas once años más en el  país, según acordaron el pasado domingo, y pagará el mantenimiento de las fuerzas de seguridad afganas, unos 4.000 millones de dólares anuales.

El borrador del código penal especifica que si se sorprende a un hombre y a una mujer casados manteniendo relaciones fuera del matrimonio deberán ser lapidados como castigo. Además, para que sirva como ejemplo para el resto de la población tendrá que realizarse en público.

En el caso de que ambos estén solteros pero mantengan relaciones sexuales también deben ser castigados con cien latigazos cada uno. Ambas conductas tienen penas de cárcel de hasta quince años.

El código penal que está vigente ahora mismo en el país es del año 1976 y no contempla la lapidación en ningún caso. Sin embargo, en algunas zonas rurales todavía se realizaron apedreamientos después de la caída del régimen en 2001.

Por muy conservadora que sea la socidad afgana, es inconcebible que a día de hoy se permitan estas prácticas. ¿Cúal será la reacción de los países que financian Afganistán?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion