Altas dosis de vitamina E retrasan el avance del Alzheimer

alzheimer-2

Un estudio reciente publicado en JAMA (The Journal of the American Medical Association) revela que dosis elevadas de vitamina E frenan moderadamente el declive cognitivo en los primeros estadios de la enfermedad de Alzheimer.

La muestra del estudio estaba formada por 613 estadounidenses diagnosticados con esta demencia. Los resultados del trabajo demostraron que la administración de alfa tocoferol (vitamina E) retrasa el avance de la enfermedad en un 19% en pacientes en las primeras etapas, lo que se traduce en más de 6 meses en el declive cognitivo.

Los beneficios y contraindicaciones de la vitamina E ya se habían estudiado en varias ocasiones. Este complemento se consumía en dosis altas hasta la aparición de un metaanálisis en 2005 que alertó sobre sus efectos secundarios y su relación con una mayor tasa de mortalidad.

El presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, Antonio Villarino, destacó que la vitamina E es un potente antioxidante que está presente en semillas vegetales y frutos secos aunque también se vende en pastillas.

Para que este componente funcionara habría que administrarlo como fármaco ya que la dosis que utilizaron para el estudio es de 100 veces la dosis diaria recomendada.

El trabajo también señala que sería necesario confirmar los resultados de la investigación en una muestra más amplia aunque dado el coste del mismo, es poco probable que se lleva a cabo.

En la situación actual que el Servicio Nacional de Salud incluya este suplemento entre los fármacos recetados para la demencia es poco viable. Ocurre lo mismo que con el Souvenaid, un alimento funcional aprobado para el Alzheimer leve que se receta con prescripción medico pero tiene que pagar el paciente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion