Aumenta la tensión entre la FIA y Red Bull por la descalificación de Ricciardo

Continúa la tensión entre el equipo de bebidas energéticas y la Federación Internacional de Automovilismo por la descalificación del piloto Daniel Ricciardo en el pasado GP de Australia. El 2º puesto obtenido por el joven piloto australiano y primer podio de su carrera deportiva, le fue arrebatado horas después de la disputa del Gran Premio.

La FIA, alega que superaba constantemente el límite de combustible de 100 kg/h. El representante técnico de la FIA observó en la telemetría del equipo, que el flujo superaba los niveles establecidos según el sensor de combustible y asegura que se contactó con el equipo para reducirlo. Por su parte el jefe de Red Bull, Christian Horner, está convencido de que Daniel Ricciardo será recalificado: “No es culpa de Daniel y yo no creo que sea tampoco culpa del equipo ya que hemos cumplido con la norma”, declaraba al Sydney Morning Herald. “Estoy muy decepcionado, muy sorprendido…, y espero que con el proceso de apelación quede claro que el coche se ha ajustado en todo momento a la normativa pues no estaríamos apelando a menos que estuviésemos seguros de que tenemos un caso defendible”, añadió.

El rendimiento del sensor de combustible es una nueva normativa del motor de este año utilizado por primera vez en Australia en la que se imponen límites en la cantidad y el caudal o flujo de gasolina. El objetivo de esta regla es reducir un 35% menos de combustible además de aumentar la fiabilidad de los motores, limitándose esta temporada a 5 unidades en lugar de 8 como en las anteriores.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion