El autobús de Hazte Oír circulará con permiso de la Audiencia de Madrid

autobus de hazte oir
autobus de hazte oir

La audiencia de la capital ha permitido que el autobús de Hazte Oír circule de nuevo y sostiene que éste no podrá considerarse un atentado para la juventud y ni para la infancia, ya que la audiencia Provincial de Madrid, ordenó el levantamiento de la medida de orden cautelar de inmovilización de dicho autobús.

Hazte Oír tenía originalmente el lema sonado de los niños tienen pene y las niñas vulva y se estimó el recurso de la apelación de la asociación ultracatólica, y fue un acto público que se dio a conocer hoy, indica que es una asociación está legalmente constituida y que podrá dirigirse a quienes tienen el derecho a formar a sus hijos de acuerdo a sus convenciones.

Se admitió que la persecución de ideas que molestan a algunas personas no es un acto democrático y además supone que apoyar una visión única del poder político como un instrumento puede ser una filosofía que puede sustituir a la antigua teocracia de una nueva ideología.

En ese sentido, el juzgado de Primera Instancia 42 de la ciudad de Madrid, había ordenado desde el 2 de marzo, tal y como lo había solicitado la Fiscalía para generar la inmovilización del vehículo para que se retirara el mensaje de su campaña del autobús, dado que dicha publicidad.

Por otra parte, la causa de esta primera medida obedeció a que dicho mensaje podría estar dirigido a personas con orientación sexual diversa y que se le estaba negándose y lesionando su dignidad de esta manera. Se está legislando tomando en cuenta las convicciones de los padres y de los niños católicos.

Esta campaña ha sido controversial y ha generado múltiples opiniones y rechazo por parte de activistas de las comunidades, federaciones y colectivos de gais, transexuales, lesbianas y bisexuales de España. Sin embargo, el tribunal ha justificado que la campaña de Hazte Oír no ha infundido odio hacia esta comunidad con sus mensajes.

Ha considerado que Hazte Oír solo profesa una ideología más y que debe respetarse, por muy minoritaria que esta sea. Agregando que pese a que esta esté situada en el otro extremo, se debe admitir que la persecución de ideas que molestan a algunos no es nada democrático.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion