Bruselas contra Wert, la lucha de los Erasmus

Fuente: EFE

 

Fuente: EFE
Fuente: EFE

Entre recortes y rectificaciones el tira y afloja entre Wert y Bruselas parece no tener fin. La Comisión Europea desmiente hoy la información del Ministerio de Educación, que dirige Wert, anunciando que España saldrá perjudicada con el nuevo reparto de fondos de Bruselas.

El ministerio subrayó que la cifra de beneficiarios de estas ayudas, 40.000 actualmente, podrían quedar en la mitad. En respuesta, el portavoz de la Comisión aseguró que España recibirá un 4,3 % más de dinero, hasta llegar a los 53,4 millones de euros.

Bruselas calificó de «basura» las declaraciones del Ministerio sobre las becas, recalcando que la previsión es que hasta 2020 crezcan los fondos para estos intercambios en un 60% y que el gobierno español es consciente de ello. Por lo tanto, la reducción del número de beneficiarios sería fruto de una decisión del Estado y no de la Comisión.

El portavoz de la comisaria europea de Educación explicó que hay nuevos criterios para la asignación del presupuesto basados en la población de cada país pero que está pensado para ser más explícito y ecuánime, apoyando adicionalmente a los alumnos de entornos más desfavorecidos. Además destaca que España votó a favor del sistema en contraposición a lo que aseguró el departamento de Educación. ¿Cuál es el objetivo de la mentira?

Cada becario recibe de Bruselas 115 euros pero, según el Gobierno, con los nuevos criterios los alumnos dispondrán como mínimo de 200 euros al mes. Según el Ministerio, con este incremento manteniendo el presupuesto habrá menos beneficiarios. A estas declaraciones, las fuentes comunitarias responden que no habrá reducción de beneficiarios siempre y cuando el ministerio español mantenga la contribución nacional actual.

La parte que el Gobierno Central aporta para estas ayudas sufrió una reducción de más del 70% en los últimos años, desde 62,7 millones en 2011 a menos de 16 este año. Con estes datos está claro que la intención de las autoridades españolas es reducir sus contribuciones nacionales. La situación es evidente, entonces ¿dónde está el malentendido al que achacan la polémica?

La cofinanciación permitió hasta el momento que España enviará el mayor número de estudiantes al extranjero entre los países participantes en Erasmus, 40.500 en 2012/2013. Desde Bruselas aseguran que el número de estudiantes Erasmus solo caerá si se reducen las aportaciones nacionales. La incertidumbre para los beneficiarios de este año queda disipada con la rectificación que el propio ministro anunció ante el desconocimiento de esta medida por parte de los alumnos que este curso la disfrutan. Rectificar es de sabios pero ¿qué ocurrirá el próximo año?

Mientras los pilares del estado del bienestar continúan derribándose ¿cuántas veces van a recurrir al donde dije digo, digo Diego para justificar más recortes?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion