China acaba con la política del hijo único y con los campos de trabajo

china

El máximo órgano legislativo de China, la Asamblea Nacional Popular (ANP), aprobó hoy dos grandes avances en política social dentro del régimen comunista, el fin a los campos de reeducación y a la política del hijo único.

La ANP aprobó la resolución que permite que las reformas entren en vigor pero esto no significa un cambio automático. La implementación la harán efectiva el gobierno central y las provincias.

En los campos de trabajo de China podían permanecer hasta cuatro años personas sin someterlas a ninguna clase de juicio. Muchos opositores y activistas acaban en ellos por orden policial y sin ningún tipo de defensa legal.

También fueron a parar a estos centros prostitutas, drogadictos, ludópatas y todos aquellos considerados como sujetos incómodos para el régimen.

Mao Zedong instauró estos campos hace casi 60 años. La ANP aclaró que promulgada la resolución las personas que cumplen castigo en estos centros serán libres.

El objetivo de este sistema era imponer castigos rápidos a delincuentes menores sin necesidad de juicio pero acabó convirtiéndose en una herramienta política para detener a intelectuales y estudiantes que participaban en las protestas.

¿Se trata de una reforma real o de un simple lavado de cara?

Con respecto a la política del hijo único, el gobierno permitirá un segundo retoño a las familias en las que uno de los cónyuges carezca de hermanos. La puesta en marcha de esta política queda en manos de las asambleas provinciales chinas ya que la aplicación varía según cada división administrativa.

Las autoridades sanitarias calculan que esta reforma hará que nazcan dos millones de niños chinos más cada año, incrementando de siete a nueve millones la cifra total de natalidad.

Esta política comenzó a finales de los 70 para aplacar la superpoblación pero en la actualidad estaba causando problemas de envejecimiento de la población y escasez de mano de obra.

Los estudios indican que no hay muchas parejas que cumplan los nuevos requisitos, así que no habrá cambios repentinos en la población a corto plazo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion