Comunidad de Chamberí harta de violencia étnica en calles del distrito

comunidad de Chamberi
comunidad de Chamberi

Los vecinos del distrito de Chamberí están cansados de la violencia que frecuentemente están protagonizando grupos que han identificado como de rumanos y afroamericanos, quienes están sembrando inquietud en distintas zonas de Madrid y que normalmente se ganan la vida como aparcacoches.

Explican portavoces de este distrito que los problemas se presentan cuando tienen peleas por las zonas que tienen limitadas para ayudar a aparcar coches y recibir propinas a cambio y surgen los enfrentamientos entre estos grupos de inmigrantes.

No suelen ser agresivos pero que dominan las calles con mayor afluencia de tráfico donde pueden ubicarse de forma diaria hasta cuatro aparcacoches y muchas veces se presentan inconvenientes cuando piden dinero y se les niega porque ya se les ha entregado a otro aparcacoches, por lo que se pelean por las plazas de aparcamiento que han tomado en ambos lados de las calles.

Estos sujetos se ubican cerca de hospitales y otros centros donde existe bastante tráfico y dificultades para aparcar, siendo el Clínico San Carlos y la Fundación Jiménez Díaz donde mayormente se ubican las personas que sobreviven con esta actividad.

Su presencia, ha generado broncas tremendas donde han tenido que intervenir cuerpos de la policía y de sanitarios para calmar las broncas en muchas oportunidades y que son circunstancias que han generado constante inquietud en los vecinos, quienes han recogido firmas y han protestado para pedir más vigilancia en estas zonas.

Uno de los hombres que se dedica a aparcacoches dijo que solo intentan ganar dinero para comer y que no dan problemas, mientras que el nigeriano indica la plaza libre para que un conductor se pueda aparcar y explica que sí le dan una moneda está bien y sí no tienen pues que no pasa nada.

Igualmente, con información de ABC se conoció que trabajan hasta 12 horas al día para hacer lo de la comida diaria y además, han explicado que es la única forma que han conseguido de trabajo y que la policía a veces les molesta.

Algunos conductores son partidarios de que el Ayuntamiento regule esta actividad de los aparcacoches, ya que se da desde hace años y que hay algunos de ellos, quienes son violentos y han rayado los coches de quienes no les dan dinero.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion