Cualedro y otras zonas españolas arrasadas por el incendio

zonas españolas arrasadas por el incendio luchando para apagarlo
zonas españolas arrasadas por el incendio luchando para apagarlo

Cualedro al sur de Ourense ha enfrentado una difícil situación, tras encontrarse incendiado por varias horas unos campos en la zona. Los vecinos y los equipos de extinción pasaron varias horas tratando de cesar el virulento incendio. La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia establece que el fuego comenzó el día de ayer y se mantuvo activo en 2.000 hectáreas de suelo quemado, llevando a desalojar muchas viviendas; aunque no se establece el numero por ahora.

Equipo contra incendios profesional lucha para el cese de esta situación, entre esos están 7 helicópteros, nueve aviones, más de 200 militares, 53 vehículos pertenecientes a la Unidad Militar de Emergencias, al igual cuentan con más de 45 brigadas, 26 motobombas y 18 agentes forestales. Hoy lunes, la jornada contra el incendio comenzó en la Serra do Larouco, aseverando que los hogares se encuentran fuera de peligro. Igualmente, la cuenta sube y las hectáreas ya aumentaron a un número de 3.000 hectáreas arrasadas.

zonas españolas arrasadas por el incendio
zonas españolas arrasadas por el incendio

El fuego lo han podido “contener” pero no controlar ya que el viento ha ayudado a esto, aseguró Luciano Rivero (PP), alcalde de Cualedro. También, estableció que las peores partes ya pasaron, puesto que ningún hogar se encuentra en peligro, al igual que ganado u otras cosas de valor, dijo el alcalde. La Xunta solicitó que desactiven el nivel de alerta 2, siendo que este es el que establece que hay viviendas corriendo peligro.

La aldea de Niñodaguia se encuentra a unos 200 metros de donde es el incendio y los vecinos colaboraron subiendo cisternas a los tractores para regar agua por la zona. Una de las vecinas afectada por esta crisis dijo “Esto es un completo infierno y aquí no hay medios apagando el fuego, estamos solos cuatro pobres de pueblo intentando defender nuestras casas con unas xestas” el incendio disminuyó notablemente el domingo por la tarde en la parte de la Serra, apenas pudieron parar en Niñodaguia los equipos contraincendios.

Los municipios Cualedro, Xinzo y Baltar fueron los afectados, ya que las llamas arrasaron por estos a una gran velocidad e incontrolable medida. Este gran incendio pasó a ser uno de los más grandes en Galicia este verano, ya que excedió las 500 hectáreas quemadas el fin de semana en Ourense. Se activó a nivel 2, tras verse afectadas viviendas y aldeas cercanas, como lo son: Vilela y Gudín, ya que sus habitantes tuvieron que desalojar sus hogares.

Este domingo el calor y el viento ayudaron a propagar más el fuego, expandiéndose virulentamente a más de 200 hectáreas por hora, siendo que a las 15 horas de haber comenzado ya contaba con 300 hectáreas y tres horas después iban más de mil y aumentando. Uno de los afectados fue el conductor de una motobomba porque su maquina empezó a incendiarse, quedó herido levemente. Ahora son dos las motobombas que presentaron el mismo problema.

zonas españolas arrasadas por el incendio vista
zonas españolas arrasadas por el incendio vista

La Consellería de Medio Rutal estableció que en Ourense se produjeron más de cinco incendios este fin de semana. Manzaneda es uno de los afectados con más de 250 hectáreas arrasadas, siendo controlada por la Red Natura; en el municipio Viana do Bolo ardieron unas 213 hectáreas en Pradocabalos, estando estabilizado desde el sábado pero aún no han logrado extingirlo; en Pexeiros ya van unas 70 hectáreas y las autoridades establecen que están controladas. Por otro lado en Ourense, la parroquia de Cudeiro ha calcinado unas 55 hectáreas y en O Barco las hectáreas afectadas sobrepasan las 60.

El Ayuntamiento de O Barco de Valdeorras estableció que el incendio pudo ser extinguido después de haber calcinado 66 hectáreas, estiman los últimos cálculos. El incendio duró 16.35 horas desde el sábado en la parroquia de Santigoso, afectando unas 62 hectáreas de monte raso y más de cuatro de monte arbolado, dijo la Consellería de Medio Rural. El Hospital de O Barco fue evacuado desde el sábado, ya que el humo se estaba esparciendo dijo uno de los brigadistas que estaba trabajando para el control del incendio.

Los puntos que se vieron más afectados de la provincia en este verano fueron a los alrededores de la ciudad y la zona oriental de Macizo. Por su parte en Ourense, el fuego se expandió al mismo tiempo en los márgenes del Miño. Otro de los focos bajo amenaza en la zona de Velle, como lo es en San Mamede y en Quintela que no fueron registrados en el Medio Rural ya que tuvo la participación de equipos del Seaga, aunque fueron leves en estas zonas.

zonas españolas arrasadas por el incendio luchando para apagarlo
zonas españolas arrasadas por el incendio luchando para apagarlo

Igualmente, se conoce que el incendio más grave se desarrolló en Cudeiro, hacia arriba por la carretera como a las cuatro de la tarde, hora local. Esto lo dijo un policía de la zona, siendo que hubo dos focos: en la entrada de Cudeiro y otro un poco más arriba cerca de Ermita de San Marcos. Algunos vecinos dijeron que el fuego se extendió desde Valdorregueiro hasta Sartédigos, siendo el incendio provocado por vientos del sur y amenazando a muchas viviendas en el este.

A las cinco de la tarde ya se había alertado del nivel 2, puesto que estaba muy próximo a las viviendas, produciéndose un desalojo en una casa en Rúa de Lagoa, al igual que OU-150 y un establo. La Policía y Guardia Civil cortaron la carretera, posteriormente se desarrollaron dos nuevos focos: Camiño dos Gañas y Costoira. Ya a las nueve, los medios aéreos entre los que están helicópteros y aviones se retiraron, reabriéndose el tráfico de la carretera, aunque el incendio siguió en el monte, estabilizándose como las diez y media de ese día, gracias al trabajo de las brigadas. Lo último que se estimó fueron unas 35 hectáreas quemadas en esa zona.

zonas españolas arrasadas por el incendio 500 hectáreas
zonas españolas arrasadas por el incendio 500 hectáreas

En Pradocabalo, el incendio forestal que empezó el sábado en el municipio ourensano de Viana do Bolo se estabilizó después de más de 23 horas de trabajo de las brigadas contra incendios, finalizando este domingo. La Consellería de Medio Rural estableció los datos provisionales, aseverando que el fuego comenzó a las 14 horas del sábado y llegó a calcinar en total unas 213 hectáreas. Para el cese de este incendio, trabajaron nueve agentes forestales, 34 brigadas, un técnico, 14 motobombas, cinco palas, seis aviones y nueve helicópteros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion