Desde el BCE, avisan a la banca española de que no podrán usar la próxima barra de liquidez para financiarse

presidente BCE

El presidente del BCE, Mario Draghi ha transmitido un mensaje tras la última reunión del año del consejo de gobierno de la institución. Después del golpe de hace tres semanas con la rebaja de los tipos de interés en un cuarto de punto, no se esperaba sorpresas en Frankfurt. Mario Draghi ha querido dejar claro que el BCE es consciente de los riesgos que conlleva un periodo prolongado de baja inflación como el que se anticipa para la zona euro y que tiene “toda una panoplia de medidas” a su disposición para corregir la situación, desde cobrar a los bancos por sus depósitos en la entidad a una nueva rebaja de tipos pasando por lanzar una nueva libre de liquidez a la banca.

A la luz de los últimos datos de los mercados, según ha comentado el presidente del BCE, ninguna es para mañana pero si que la decisión de bajar los tipos en noviembre “fue la correcta” pero ha recordado que las medidas de política monetaria, en la situación actual de estrés, “tardan un tiempo” en surtir efecto. Con tranquilidad pero sin perder de vista que las previsiones de inflación para los próximos años han empeorado.

Desde el BCE se han hecho publicas hoy sus nuevas proyecciones de inflación y tanto para este año como para el 2014 la revisión ha sido a la baja, un ejemplo ( 1,4% y 1,1%), una tendencia, sostiene los expertos del BCE, que apenas variara en el 2015 si no se toma medidas.La previsión publicada hoy es que la inflación ronde el 1,3%, quiere decir que siga lejos del objetivo de “por debajo pero o lejos del 2%” que persigue el emisor central europeo, lo que alimenta las previsiones de los analistas de que en el 2014 se verá obligado a tomar medidas adicionales.

El presidente no ha descartado lanzar en el futuro una nueva barra libre de liquidez para la banca, las famosas subastas LTRO, peor ha advertido que esta vez las condiciones serán más estrictas que en el 2011 y el 2012.“Tenemos que asegurarnos de que el dinero se usara en la economía real, de que las operaciones no servirán para subvencionar la formación de capital de los bancos a través de operaciones carry & trade”, según palabras del mandatario.

Quiere decir que los bancos no podrán usar los préstamos a bajo coste obtenidos del BCE para comprar deuda pública, una operación muy ventajosa para las entidades y sin riesgo aparente que la troika ha criticado en este caso en España, ya que ha impedido reactivar el flujo de crédito a la economía real. De todas formas el mandatario del BCE prepara el terreno para más cambios que se harán en el 2014

Nos tienen que poner la cara roja desde fuera para que nos demos cuenta de lo mal que lo estamos haciendo.
Tanto que decían vosotros creéis que estamos rescatados?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion