Detienen en San Sebastián a seis personas por explotación sexual

explotacion sexual
explotacion sexual

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía lograron detener en la ciudad de San Sebastián a seis personas de nacionalidad brasileña que mantenían retenidas a 14 personas a las cuales explotaban sexualmente, las víctimas además eran obligadas a vivir en condiciones de hacinamiento con escasa salubridad e higiene.

De acuerdo a un comunicado emitido por el Ministerio del Interior, los detenidos son parte de una organización criminal dedicada a captar mujeres y personas transgénero en zonas deprimidas de Brasil, a las que luego traían a España y las obligaban a ejercer la prostitución.

Se pudo conocer además que la investigación se inició a finales de 2016, luego de una denuncia registrada en la comisaría de Zaragoza, en la que una de las víctimas informó que estaba siendo explotada sexualmente por un clan familiar de origen brasileño, el cual administraba varios pisos en San Sebastián.

El jefe de la organización criminal conocido por el alias de Greta, trabajaba junto a su actual pareja y sus dos hermanos, que se encuentran en Brasil y eran los encargados de captar a las víctimas, que luego eran trasladadas a España; Este clan se encargaba de los trámites necesarios para el viaje; para despistar a las autoridades las víctimas no eran traídas directamente al país, sino que primero las alojaban una o dos noches en otro país europeo, especialmente Alemania, para luego traerlas a San Sebastián.

Una vez se encontraban en la capital guipuzcoana, las víctimas eran informadas que habían contraído una deuda de entre 5.000 y 15.000 euros, derivada de los gastos de traslado, la cual debían pagar ejerciendo la prostitución, en pisos ubicados en la ciudad.

Las víctimas eran obligadas a ejercer la prostitución, ya que ofrecían todo tipo de servicios sexuales las 24 horas del día; por lo que debían estar disponibles en cualquier momento; además estaban obligadas a pagar a los proxenetas un 50 % del dinero que obtenían además de 100 euros mensuales por manutención y gastos de publicidad.

La documentación de las mujeres y personas transgénero era retenida por el clan, a fin de que no pudiesen escapar y poder cobrar la supuesta deuda que habían contraído; además eran obligadas a permanecer en contra de su voluntad en los pisos que regentaba la organización.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion