El crecimiento de la economía española no se ajusta a las previsiones de 2013.

El Instituto Nacional de Estadística ha anunciado hoy, según los datos de Contabilidad Nacional, que la economía española ha crecido un 0.2% según los últimos datos registrados sobre el PIB; es decir, una décima menos de lo anunciado a finales del 2013.

A finales de enero ya se anunciaba que la economía había crecido según los datos previstos en 2013, lo que suponía el mejor resultado obtenido desde 2008. Sin embargo, los últimos datos confirmados afirman que la economía tiene un avance del 0.2%, teniendo el conjunto del año una caída del 1.2 %.

El PIB o Producto Interior Bruto es un indicador económico fundamental que refleja  la actividad interna del país; es decir, la producción total de bienes y servicios  que ha generado durante un determinado período de tiempo.

A nivel internacional es un indicador que se emplea para valorar la riqueza de cada país; el cual, dividido entre el número de habitantes, refleja el PIB per cápita o indicador del nivel de vida de la población.

El PIB se calcula siguiendo la siguiente fórmula matemática:

PIB= C +I + G + X –M

Donde:

C: Consumo

I: Ingresos

G: Gasto Público

X: Exportaciones

M: Importaciones

En este caso, el hecho de que los resultados obtenidos no atiendan a las previsiones se debe a que el consumo se mantiene con un dato del 0.5%, el gasto de las Administraciones ha disminuido un 3.9 %, la inversión se mantiene constante  en un 0.7% y en cuanto al sector exterior, las exportaciones  han aumentado un 0.8 % y las importaciones han disminuido un 0.6 %.

 

 

Dejar una contestacion