El Gobierno quita más derechos a los trabajadores exprimiendo la reforma laboral

ministra fatima

La ministra de Empleo, Fátima, no se ha cansado de asegurar que la reforma laboral ya estaba hecha, pero, lo que el Gobierno aprobado este viernes se parece mucho a una vuelta de tuerca a la legislación laboral. El ejecutivo flexibiliza por completo el contrato a tiempo parcial, y permitirá que las ETT formalicen contratos en prácticas, prorroga la posibilidad de que los contratos formativos no estén ligados a ninguna formación reglada, y fortalece la posición de las empresas en la gestión de las bajas por incapacidad temporal.

Habrá dos tipos de horas complementarias, Por un lado, las pactadas, es decir las consensuadas entre empresas y empleados. Esto supondrá un máximo del 30% de la jornada pactada con el trabajador, un porcentaje que podrá ampliarse hasta el 60% si así lo contemplan los convenios. Los empresarios tendrán que dar un preaviso a los trabajadores para que dar un preaviso a los trabajadores para que realicen estas horas, sin embargo, este plazo previo se reduce de 7 a 3 días.

Desde empleo aseguran que es una forma de “agilizar” la organización de las empresas. Habrá también las llamadas horas complementarias “voluntarias”, sin preaviso mínimo, lo que quiere decir que un empresario puede requerir a un trabajador el mismo día para que se quede en su puesto de trabajo durante más horas. El  Ministerio señala que el trabajador siempre podrá negarse y que la empresa no podrá penalizarle por ello, con lo que no está claro el efecto final de esta medida. En resumen un nuevo contrato a tiempo parcial de carácter supuestamente indefinido tendrá un despido libre de un año y abre la puerta a la disponibilidad total del trabajador para la empresa. Otras de las cosas que el ejecutivo ha respondido a una de las demandas clásica de la patronal que es la de controlar el llamado “absentismo”. Las mutuas podrán proponer el alta del trabajador al sistema público de salud.

Las mutuas controlarán las altas de trabajadores enfermos, y con el modelo actual el médico tenía quince días para responder y, si no lo hacía, se entendía que la propuesta de alta se rechazaba. Esto cambia tendrá que contestar en cinco días y, en caso de silencio, se le dará el alta al trabajador. Tanto el médico como el trabajador podrán recurrir el alta ante el INSS, que tendrá otros cinco días para decidir.

Por otro lado, las empresas de trabajo temporal estarán autorizadas a formalizar contratos de prácticas para ponerlos a disposición de otras empresas, algo que hasta ahora tenía prohibido.

Veis normal todas estas reformas?

Todas las personas que lucharon para que toda la gente tuviera unos derechos, crees que es una falta de respeto hacia ellos, por lo que está haciendo el gobierno?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion