El Gran Canaria se lleva un partido muy igualado

Tabu dejo una bandeja excepcional (Fuente: Web CAI Zaragoza)
Tabu dejo una bandeja excepcional (Fuente: Web CAI Zaragoza)
Tabu dejo una bandeja excepcional (Fuente: Web CAI Zaragoza)

El Gran Canaria se impuso por 58-55 ante el CAI Zaragoza en un partido muy disputado e igualado. Los canarios lideraron el encuentro en todas las facetas, pero no consiguió despegar en el marcador. Finalmente, se llevaron un triunfo vital contra un rival directo por los puestos de arriba.

El CAI Zaragoza empezó con muchas dudas porque no encontraba a una pieza fundamental como es Shermadini en la pintura. Por lo tanto, tenía muchas dificultades para anotar en su juego interior y el acierto exterior era también bastante pobre. Los canarios juegan muy vistosos moviendo el balón con mucha rapidez y buscando tiros liberados. Ellos intentaron anotar desde la línea del 6,75 pero no tuvieron mucha fortuna errando varios tiros. Además, consiguen realizar un parcial de 9-0 gracias a los tapones de Tavares y sentenciando los contraataques. Este primer cuarto acabó con 15-10 para los locales.

El segundo cuarto siguió como el anterior. El Gran Canaria encontraba tiros muy cómodos en las esquinas para anotar triples, pero seguían fallando esos tiros. Hansbrough fue el único que estuvo acertado en el tiro de 3 y Nacho Martín obtenía canastas de 2. Los maños no conseguían apuntar a la canasta, muchos tiros aislados sin jugadas colectivas. Poca anotación en un partido entre dos grandes equipos, 25-20 iban a falta de 4 minutos para el descanso. Los locales presionaron y se fueron al descanso con 33-24.

En la segunda mitad, el CAI estaba desquiciado porque al pívot georgiano no paraban de hacerle falta en la pintura y el árbitro permitía estas faltas. Los maños apretaban y recortaron la diferencia a 5 puntos. La buena defensa  que realizaron fue clave para encajar canastas. Al término del cuarto, el tanteador reflejó 43-44 para el CAI que logró remontar el encuentro.

El último cuarto deparó un juego muy igualado con mucha tensión y presión en el tramo final. Cada jugada era discutida con los árbitros que tuvieron que vigilar de cerca sobre todo en los jugadores interiores. La defensa en zona de los maños con mucho oficio provocó errores en los canarios, que le permitieron empatar el partido. Un triple de Oliver a falta de pocos segundos sentenció el choque.Al final, 58-55 para los locales en un partido muy bonito de ver para los aficionados.

Dejar una contestacion