El joven conductor temerario se entrega a la policía.

Eric B. de 20 años de edad y nacionalidad francesa aunque nacido en Tarragona, acusado de conducción temeraria,  se ha entregado finalmente en las dependencias policiales acompañado de su madre y un abogado.

Todo comenzó cuando grabó un vídeo en el que conducía un coche desde el asiento del copiloto. Sujetando con una mano el volante desde este asiento, y con un pie en el acelerador, él mismo se grababa conduciendo a la vez que hacía movimientos al ritmo de la música. Posteriormente subía el video a la Youtube donde rápidamente fue divulgado por la multitud de personas que lo vieron.

Afortunadamente, uno de los usuarios de la plataforma comunicó a la policía este hecho, mostrándoles el vídeo porque “podría tratarse de un delito”. Inmediatamente, los cuerpos policiales pidieron ayuda a la ciudadanía para que quien supiera la identidad del autor del vídeo lo comunicara así como su paradero alegando: “No dejes que nadie juegue con tu vida ni con ninguna en carretera. Le buscamos”.

Lo cierto es que, la misma plataforma por la que el joven quería alcanzar la popularidad realizando estas hazañas, es la que facilitó que la policía lo buscara y encontrara hasta que finalmente, este mismo jueves por la mañana el chico se entregó en la comisaría de La Verneda (Barcelona).

Las acciones llevadas a cabo por este chico lejos de ser una mera picardía o jugarreta suponen la comisión de un delito tipificado en el artículo 380.1 del Código Penal puesto que no solo atenta contra la propia vida sino contra los demás conductores infringiendo todo tipo de normas y precauciones viales.

De esta forma, dicho artículo prevé  que “el que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años”.

Al respecto, se considera “temeridad manifiesta” la realizada con una notoria desatención a las normas reguladoras del tráfico, de forma valorable con claridad por un ciudadano medio (S. Audiencia Provincial de Toledo de 25 de Septiembre de2009).

Por tanto, a Eric B. se le imputa un delito de conducción temeraria que puede ser castigado con la pena de prisión de hasta dos años.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion