El Presidente del Gobierno prepara un ajuste de Gobierno con escasos cambios

presidente del gobierno

Mariano Rajoy seguirá fiel a su máxima de ser un hombre previsible. El jefe del Ejecutivo prepara un ajuste corto de su Gobierno para dar salida a Miguel Arias Cañete, que encabezará con toda probabilidad, según fuentes de la dirección popular, la lista del PP a las elecciones europeas. La salida de Cañete se da por segura, hasta el punto de que el ministro se está despidiendo de sus compañeros de escaño y en su ámbito de actuación se le rinden honores de despedida, como la foto de grupo que acompaña esta información y que fue tomada tras la comisión de Agricultura celebrada en el Congreso la pasada semana.

El presidente esta decidido a no adelantar el plazo, tras el anuncio por parte del PSOE de que será Elena Valenciano su apuesta electoral para las europeas. El nombramiento de valenciano no altera los planes de los populares pero si refuerza, según fuentes del círculo de Rajoy, la apuesta por Cañete. La elección del veterano político ofrece la ventaja de plantear un perfil opuesto al de la socialista y proclive a introducir en campaña un debate centrado en lo económico, huyendo del debate sobre la ley del aborto en el que el PSOE quiere apoyar su candidatura.

La estrategia se destaca por el carácter centrista de Cañete y las ventajas y riesgos de ese perfil. Las ventajas, señalan las mismas fuentes, tienen que ver con su oponente; Cañete no es considerado un representante de la derecha clásica por lo que las estrategias de valenciano podrían pinchar en hueso, siendo el candidato. Pero el PP cobra cada vez más fuerza, la hipótesis de que Mari mar Blanco pueda completar la candidatura en puestos de salida para evitar la fuga de los votos más radicales del PP, críticos con la actitud del Gobierno en la aplicación de la doctrina Parot.

El próximo 6 de marzo el PP de Rajoy tiene cita en Dublín, donde participara en una reunión del Partido Popular Europeo. Se entenderá que para entonces dirá que Cañete va a donde todos esperan que vaya, aunque el propio Mariano relativizo esa cita al afirmar en Turquía que en principio “antes de esa fecha, en ningún caso”

Una jugada en corto de Rajoy tiene mucho que ver con Luis de Guindos. El ministro de Economía también ha manifestado a Rajoy sus aspiraciones de salir del Ejecutivo y optar a la presidencia del eurogrupo. El presidente le apoya pero desde Moncloa aseguran que “ese puesto aun hay que lucharlo”. Según estas las cosas, no parece probable que el presidente impulse ahora poco más que un mero ajuste, sabedor de que en pocos meses se enfrentará a un cambio más serio con la salida del titular de Economía.

Vosotros creéis que habrá un cambio de ministros, por ejemplo el primero que pudiera ser, “El Ministro de Educación”,  es posible?

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion