Empleos temporales frenaron la caída de paro y dispararon cifra de cotizantes de la seguridad social

empleos temporales

En el pasado año 2016 se presentó un aumento de medio millón de empleos y la subida de un 3,2 % de cotizantes a la afiliación de la seguridad social, la más significativa en los últimos diez años. Quinientos cuarenta mil seiscientos cincuenta y cinco ciudadanos de este país se sumaron como cotizantes, según el Ministerio de Empleo, el cual también muestra que el 91,4 % de los empleos fueron temporales y son cada vez más de menos tiempo.

Este dato refleja lo inestable del mercado laboral español y la gran cantidad de contratos que se realizaron en el 2016, en el que se firmaron prácticamente veinte millones de contrataciones para generar medio millón de puestos de trabajo en el año pasado. Más aún este dato seguramente aumente con la publicación de las cifras definitivas al respecto, lo que indica que el freno de la caída del paro es relativa si se estudian con detenimiento las estadísticas gubernamentales.

Por otra parte, sí nos basamos en la curva de crecimiento del empleo que se muestra por parte de las instituciones competentes, se puede inferir que faltarían unos doce años para que el empleo pueda recuperarse en los términos que los españoles ameritan para contar con un mercado laboral estable, a pesar que en el año 2016 el paro en las oficinas de empleo se redujo en unos 390.540 desempleados con respecto al 2015.

Los datos concluyentes sobre el flujo del mercado laboral durante el año 2016 serán reflejados en la encuesta de población activa. Sin embargo, todo indica que la tendencia es que ha habido mucho volumen pero escasa calidad del empleo, ya que incluso faltan por incorporar los datos de los empleos temporales de áreas como turismo y campañas comerciales y agrícolas.

Falta mejorar en el ritmo positivo de la disminución del paro y se podría decir que con al menos unos tres años más de crecimiento del empleo se podrían alcanzar los niveles anteriores a la crisis económica. Porque los saldos de recuperación en este indicador económico son favorables, pero no pueden compararse con los datos que se manejaban en la pre crisis.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion