¿Es el aborto un asesinato?

En la sociedad actual se palpa una opinión mayoritaria favorable al aborto, pronunciándose a favor del derecho a decidir de la mujer.

Estas mismas posturas, se manifiestan en ocasiones por grupos minoritarios como Femme de manera provocativa, bajo su disfraz moderno y vanguardista de defensores de la libertad y los derechos humanos, postulando que “su coño es suyo” y que la vida que se desarrolla en su vientre también forma parte de su propiedad (tal vez su propiedad intelectual). Pero, ¿Serán tolerantes con las opiniones contrarias? ¿O es la suya la verdad universal a la que hay que rendir culto y pleitesía?

En primer lugar hay que aclarar que el Gobierno actual parece que lo único que pretende es sumar los votos de aquellos (católicos y no católicos) que aún creen que hay convicción moral y no hipocresía en sus palabras. ¿Defienden la vida o un puñado de votos? Hipocresía por bailar de un lado a otro de las leyes que se refieren al aborto de manera oportunista, cinismo por alzarse como defensores de la vida cuando miles de familias están siendo arrastradas a la pobreza y miseria, donde precisamente los más vulnerables son los que más sufren la carestía, paro y falta de medios. No imagino al que defiende la vida sosteniendo en su solapa un pin con una gaviota, o aplaudiendo los proyectos de ley del Ejecutivo actual.

Dicho esto, ¿Puede ser la defensa de la vida una apología de terrorismo contra la mujer? Aquel que realmente defiende la vida, lo hace en toda su extensión.

Pero, ¿Qué es el aborto? ¿Es la vida propiedad exclusiva de la madre? ¿Hasta qué edad? ¿Es el feto un conjunto de células? ¿Hasta qué momento?

aborto
Tres24.aborto

En la mayoría de los casos de aborto, no ocurre una violación, ni la mayoría de las mujeres que abortan son niñas de edad temprana. Entonces, ¿Porqué se abandera y justifica el mismo bajo casos extremos y minoritarios?

Justificar el aborto como un ejercicio en defensa de la mujer es, a todas luces, un enorme error de juicio. El aborto es un drama humano, primero para el no-nacido. Después, para la madre y su entorno. Mas allá, para toda la humanidad. Un drama y un fracaso de los derechos humanos. ¿Qué derecho humano excluye a aquel más débil e indefenso?

Aborto-8-semanas
Tres24.aborto

A menudo los pro-abortistas, los que defienden el vientre de la mujer como un espacio propio e inexpugnable, donde el embarazo no es el milagro de la existencia, sino un proceso de mitosis permanente, relacionan la defensa de la vida a una declaración moral y religiosa. Esto, no tiene necesariamente que ser así.

Desde un punto de vista humano, ético e incluso científico, el aborto inducido o provocado, consiste en la eliminación de una persona en desarrollo y a la que se le arrebata su derecho a nacer y su existencia -porque ya existe-. En la mayoría de los casos se utiliza para ello un instrumental que amputa parte a parte de su pequeño cuerpo en formación; cabeza, extremidades, tronco… como si de un tumor se tratase. Posteriormente, el médico abortista se desprende de los restos de un cadáver humano arrojándolo en el cubo de la basura. El aborto no es ni mucho menos cortarse las uñas o el pelo u operarse de apendicitis.

No sólo se arrebata una vida. Interrumpir el embarazo es también una agresión al cuerpo y la mente de la mujer, que en no pocas ocasiones, (tal vez en todas) quedará marcada para siempre, intentando ocultar el dolor del aborto de manera consciente o inconsciente, incapaz de reconocer que un día decidió silenciar para siempre el futuro llanto, las risas y los primeros pasos (torcidos quizá) de su hijo no amado (¿se puede eliminar una vida por amor o compasión?). ¿Son pocas las mujeres que reciben tratamiento sicológico y siquiátrico tras un aborto? ¿Por qué?

Existen científicos y médicos que denuncian el drama del aborto aportando datos de riguroso calado científico. (Ver argumentos Biomédicos) fuente

El pensamiento cada vez más generalizado: “mejor morir que vivir sufriendo” -en el caso de supuesto de malformaciones, escasez de recursos, etc.- es escalofriantemente inquietante. ¿Deberíamos erradicar la vida de los millones de niños que terminarán muriendo de hambre para que no sufran? ¿Esterilizar a los pobres?¿O tal vez intentar dirigir nuestros esfuerzos en construir una humanidad justa donde no tenga cabida el sufrimiento evitable?

Si los políticos tienen medios y poder para donar cantidades astronómicas a la Banca mientras su pueblo vive en condiciones precarias. ¿No tienen poder para asistir a las mujeres que precisan ayuda en lugar de promover el aborto como han hecho durante décadas unos y otros? ¿Es un negocio el aborto? ¿Quiénes son los beneficiados? ¿Existen alternativas al aborto menos destructivas para la mujer y su hijo?

cirujia
tres24.aborto

La proclamación de la defensa de la vida, ¿no defiende el vientre de la mujer?

Y, finalmente ¿de qué sirve defender el derecho a la vida si no es en todo su recorrido?

 

Sobre Israel Gajete Domínguez 49 Artículos
Israel se considera aprendiz de todo y maestro de nada. En el crisol de su juventud confluyeron y confluyen innumerables experiencias vitales, que le sirven para construir, poco a poco, el escritor profesional en que pretende convertirse algún día -vivir del “cuento”-. Ha publicado en diversos medios y soportes, colaborado en varios proyectos literarios, y resultado ganador en certámenes literarios de variado ámbito y género. También ha vendido libros que ha escrito junto a sus amigos a pie de calle. Mago, camarero, monitor de ajedrez, mecánico, documentalista, mozo de almacén, cuentacuentos... su recorrido laboral es breve pero intenso. Escribe poesía y narrativa breve, aunque también artículos sociales o de actualidad. Inconformista por naturaleza y buscador incansable de la verdad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion