España e Irán reanudan relaciones económicas

España e Irán
España e Irán

Las relaciones comerciales entre España e Irán los últimos años han cesado los últimos años, ya que la imposición del embargo por parte de la UE a Irán ha intervenido para el enfriamiento de las relaciones entre ambos países. Políticos y empresarios españoles aterrizaron en el aeropuerto de Teherán para reanimar la comercialización entre los países. Las sanciones impuestas por la Unión Europea estaba la prohibición de la importación del petróleo, teniendo un gran impacto en el mercado de crudo de España, viéndose obligados a buscar nuevos socios. Esto representó un reto para España, siendo que Irán es uno de los principales exportadores de petróleo, vendiendo en el 2011 un 14% del petróleo a nivel mundial.

España e Irán
España e Irán

Con el levantamiento de las sanciones, se espera que marque un cambio positivo con estas nuevas reuniones, más aun que consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, estará presente entre los empresarios asistentes. También, Sercobe es la Asociación Nacional de Bienes de Equipo, ocupando este sector un 20% de las exportaciones de España, se unirá a la delegación con el director general, Juan Ramón Duran como el portavoz. Actualmente, Secorbe representa más de 400 empresas quienes se encargan del diseño, fabricación, montaje, mantenimiento de bienes de equipo; las empresas que forman parte se han mantenido en el país por las nuevas oportunidades que se les presentarán con el levantamiento de las sanciones, pudiendo ser un gran beneficio el que resulte tras varios años sin actividades comerciales.

La empresa vasca Babcock Valves, encargada de suministrar válvulas al país asiático desde hace varios años han tenido que parar las relaciones y eludir los pagos de las empresas iraníes, así como otros inconvenientes y obstáculos que se les presentaron. El interés de la patronal radica en recuperar los contratos que sostenían anteriormente con empresas iraníes, así como con la National Petrochemi- Cal Company, compañía estatal de Iran, suministrando los bienes a sus plantas petroquímicas, ya que las compañías chinas se han aprovechado de esta situación para posicionarse en el campo de los bienes de equipo, de igual forma este constituye el sector de España que más vende a Irán con más de 150 millones de euros registrados en el 2014, correspondiendo un 54% del total.

España e Irán Babcock Valves
España e Irán Babcock Valves

Los sectores de alimentación y bebidas, también están interesados en recuperar sus contratos con Irán, ya que representó un gran aumento de las ventas antes de que sucedieran las sanciones, siendo que se triplicaron entre el 2008 y 2010 las actividades de exportacion a Irán antes de las sanciones, produciendo de unos 10 millones de euros a unos 32 millones en ese periodo, registró la Secretaria de Estado de Comercio en un informe. Sin embargo, para el 2014 bajo a 13 millones, siendo uno de los sectores más comerciales después de bienes de equipo y los componentes de automoción.

Los ministros de Industria, José Manuel Soria; ministro de Fomento, Ana Pastor y el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo estuvieron presentes en la delegación empresarial. De igual manera, otras importantes compañías como Cepsa, Indra, Isolux, OHL, Paradores, Seat, Grupo Sacyr y Gas Natural Fenosa.

Igualmente, otro sector como lo es el de la construcción e ingenierías se encuentra muy interesado en invertir en Irán, especialmente en la renovación del sector ferroviario y cualquier otro tipo de recursos que necesite este tren que se espera sea mejorado para el país de Asia Occidental. El vicepresidente de Irán, Muhammad Alí Najafi manifestó este desarrollo en dicho sector al ministro José Manuel Soria –Industria- hace unos meses en un encuentro empresarial en Madrid. También, el vicepresidente habló de extender las vías férreas a unos 1.500 kilómetros, al igual que se mostraba interés por la participación de las empresas turísticas y la industria auxiliar de la automoción.

Muhammad Alí Najafi
Muhammad Alí Najafi

Este tipo de proyecto puede interesarle a empresas como Paradores que anteriormente ya habían discutido del desarrollo en este sector, siendo que para el 2005 el Ejecutivo iraní había propuesto al presidente de esta empresa, Antoni Costa para colaborar y cogestionar con el Ejecutivo persa, ya que se había planeado en ese entonces restaurar los palacetes y edificios emblemáticos y de interés en el país. Las empresas auxiliares de automoción, también están en acuerdos para su participación, siendo que el grupo empresarial de Irán, Ariana Group visitó las instalaciones de Sernauto –patronal de componentes- hace unos meses para buscar empresas que pudieran ofrecer componentes para la Peugeot y Renault.

También, España ha hablado con Irán sobre las intenciones de ofrecer una mediación entre Irán con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Unión Europea, ya que faltan el Ejecutivo Hassan Rohani está en vigilancia por parte de la comunidad internacional para ver el grado de cumplimiento, siendo que recientemente se firmó el Acuerdo Nuclear en Ginebra. García- Margallo, ministro de Asuntos Exteriores ofreció este acuerdo al gobierno iraní, estableciendo que “pueden contar con el mejor embajador en Nueva York y Bruselas”. El ministro intervino en Teherán en el foro de empresarios hispano-iraní, estableciendo también que España se encuentra en un lugar privilegiado tras suspender las sanciones económicas hacia Irán y optar por una medida de dialogo.

España e Irán Acuerdo Nuclear en Ginebra
España e Irán Acuerdo Nuclear en Ginebra

Los empresarios dispuestos a crear buenas inversiones en el periodo 2016-2021 y así encaminar relaciones comerciales fructíferas entre ambos países. El capital de inversión supera los 300.000 dólares en general. Igualmente, con este dialogo se demuestra que todavía existía posibilidad de una buena relación entre ambos países; al igual previamente a las sanciones, siendo “unos tiempos difíciles” indicó Margallo. El ministro también habló sobre la ambición económica y política para ambos países, tras la recuperación económica en España, ofreciendo a las empresas españolas como grandes inversoras. “Nuestras empresas practican la excelencia y llegan para quedarse, no cogen el dinero y corren. Y somos gente extraordinariamente simpática” aseveró Margallo. “Lo mejor está por venir. Hemos demostrado que pueden fiarse de nosotros y estamos desando trabajar juntos”.

Los dos países empezarán con las primeras pruebas políticas y empresariales, estableció la ministra de Fomento. Sin embargo, el Acuerdo Nuclear, las sanciones aún siguen vigentes hasta diciembre, pero España e Irán ya se encuentran en las primeras negociaciones para conseguir vuelos directos entre Teherán, Barcelona y la capital de España.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion