Estados Unidos espía a los líderes europeos

www.vereate.com

www.vereate.com

La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) se ha encargado de espiar conversaciones y comunicaciones de diferentes líderes europeos, según ha transcendido de las revelaciones del exanalista Edward Snowden, refugiado en Rusia desde hace meses. El gobierno español también habría sido víctima de este tipo de espionaje, tal y como publica el diario El País, ya fuera en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero o en la actual de Mariano Rajoy.

Sea como fuere, estas prácticas llevadas a cabo desde Washington empiezan a levantar una polvareda tan importante que puede llevar a una crisis internacional. Las reacciones no se ha hecho esperar, y ya desde Bruselas, tras la cumbre europea, la canciller alamana Angela Merkel se mostraba indignada por el asunto, dejando claro su opinión de forma tajante: “no se espía a los amigos”.

La desconfianza que ha demostrado EE.UU. hacia sus aliados europeos puede provocar el efecto boomerang, es decir, que los propios países del viejo continente recelen del gigante americano más que nunca. Por el momento se le exigirán explicaciones.

Washington, desde el 11-S, entró en un estado de psicosis colectiva que, lejos de superarse, aún sigue muy presente. El problema se agudiza cuando se pierde la perspectiva de quién puede ser una amenaza y quién es un aliado. Espiar por espiar a todos los gobiernos supone un error, especialmente a los que siempre han demostrado lealtad y apoyo. La confianza tarda mucho en recuperarse. ¿Cómo deberían reaccionar ahora los gobiernos de los países europeos espiados que hasta ahora han sido aliados de EE.UU.?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion