Fallece Nelson Mandela, el espíritu de Sudáfrica

Nelson+Mandela

Se marcha uno de los grandes. El ex presidente de Sudáfrica y premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, falleció ayer a los 95 años en su casa de Johannesburgo según informó el presidente sudafricano, Jacob Zuma.

El líder ético mundial murió sobre las 20.50 hora local rodeado de su familia, después de casi seis meses luchando contra una grave infección pulmonar por la que estuvo internado en el hospital de Pretoria casi tres meses. Desde septiembre permaneció en su casa atendido por un equipo médico.

«Nuestra nación ha perdido a su padre. Nelson Mandela nos unió y juntos nos despedimos de él», explicó Zuma en un mensaje televisado a toda la nación.

Mandela fue el primer presidente negro de Sudáfrica, encarcelado durante 27 años por su oposición al régimen del apartheid es el icono de la integridad política, el sacrificio y la firmeza. En 1993 recibió el premio nobel de la Paz por su mensaje de reconciliación entre razas cuando su país estaba a las puertas de una guerra civil.

El ex mandatario llegó a la presidencia en las primeras elecciones multirraciales del año 1994 y estuvo al frente del Estado solo un mandato, hasta 1999. Aunque su labor de apoyo a numerosas causas sociales, a través de fundaciones e diversas iniciativas, lo mantuvieron en la vida pública hasta 2004.

Padre de seis hijos, fruto de sus dos primeros matrimonios, y abuelo de 17 nietos compartió sus últimos días junto a su tercera esposa, Graca Machel con la que se casó en su 80 cumpleaños.

Conocido en su país como Tata Madiba, nombre cariñoso otorgado por los ciudadanos, será despedido con un funeral de Estado. El gobierno de Sudáfrica ultima ya los preparativos de los homenajes que se le rendirán hasta finales de la próxima semana, cuando su cuerpo será trasladado hasta la aldea de Quno, donde Mandela pasó su infancia. Madiba quería que sus restos descansaran en esta aldea.

Deja un legado moral que trasciende a su muerte, ya que cuando muere el hombre nace el mito.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion