Forcadell argumenta su desacato con el TSJC

desacato con el tsjc
desacato con el tsjc

Los representantes de las instituciones de Cataluña han dado nuevas muestras de desacato al poder judicial, cuando trasladaron su discusión política sobre su soberanía desde las cámaras legislativas y han incitado la movilización de sus seguidores con el contenido de sus discursos.

Durante la comparecencia de la presidenta del Parlament Carme Forcadell por su investigación por delitos de prevaricación y desobediencia en el Tribunal Superior de Justicia, no respondió a las preguntas de la magistrada María Eugenia Alegret, ni las de la Fiscalía.

Esta actitud de negarse a responder a preguntas sobre su caso, la sostuvo argumentando que la Fiscalía es un organismo politizado y solo respondió lo solicitado por su abogado defensor Andreu Van den Eynde, con lo defendió su libertad de expresión y la inmunidad de los diputados.

De la misma forma, reclamó los actos de los magistrados y de los fiscales, ya que cree que no aseguraron ni protegieron sus derechos, de no ser sometida a ningún proceso penal, dadas sus funciones y derechos parlamentarios.

Por su parte, Carles Puigdemont quien la acompañó en la declaración y preside la Generalitat, dijo que la presidenta del Parlament mantendrá su cargo a pesar de cualquier tipo de sentencia o condena que pueda otorgársele por exclusión y por inhabilitación.

Como se sabe la investigación del TSJC, obedece a que desde el mismo se supone que al permitir el debate soberanista se facilitó la anulación de la declaración de noviembre del 2015 al respecto y por lo tanto consideran que aceptar la petición de la CUP y la Junts Pel Sí fue desobediencia.

Al mismo tiempo, consideran que esta acción imposibilitó abiertamente que los representantes de la mesa pudieran formalizar sus propuestas referentes a la secesión.

En ese sentido, de las declaraciones de varios testigos del este caso advierten que el trámite tan solo de las conclusiones puede referir un delito dado que originó acciones para una posible ruta independentista.

Cientos de personas apoyaban la posición de la presidenta del Parlament Carme Forcadell, expresando rechazo a la justicia española y apoyo a la autonomía portando banderas esteladas, entonando efusivamente Els Segadors.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion