Hacienda desplegará operativo de regularización catastral

operativo de regularización catastral

El Ministerio de Hacienda tiene previsto realizar en este 2017 realizar un rastreo en buena parte del territorio español de ampliaciones irregulares viviendas y construcciones que no han sido declaradas, realizadas sin los debidos permisos. El objetivo principal de esta actividad es lograr que se cancele el tributo correspondiente a dichas ampliaciones o contracciones.

La Dirección General de Catastro desplegará el operativo, previsto hasta el 30 de noviembre del presente año, en 1272 municipios, para ello contará con los empleados de dicho organismo, el apoyo de fotografía satelital y en forma excepcional hasta de drones. De acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la medida afectará a capitales como La Coruña, Barcelona, Pontevedra, Palma de Mallorca Segovia, Mérida, Teruel y Albacete. Cabe mencionar que el rastreo no afectará a las diputaciones forales de País Vasco y Navarra, debido a que el Catastro no tiene competencia sobre estos territorios.

La medida que afecta a cerca de la sexta parte de los municipios de España busca actualizar la situación catastral, con el despliegue tributario que se realizará por tierra, mar y aire (con el apoyo de drones), está contenida dentro del Procedimiento de Regularización Catastral que fue iniciado por el Ministerio de Hacienda en el año 2013 con el objetivo de detectar a los contribuyentes que hayan realizado construcciones sin la debida permisología como ampliaciones en sus viviendas, piscinas, balcones, terrazas, aparcamientos o jardines. Lo que permitirá elevar los ingresos del Estado por vía de sincerar el pago de impuestos.

El operativo para detectar las construcciones ilegales en inmuebles y terrenos rurales se desarrollará a través de trabajo de campo en que se analizan las fotografías aéreas y las imágenes satelitales del área determinada, las cuales son suministradas por el Instituto Geográfico Nacional, también pero menor medida se utilizan imágenes captadas por drones. Igualmente se realizan inspecciones sobre el terreno por parte de los funcionarios de Catastro para verificar las imágenes captadas.

Seguidamente la información recaba de contrasta con la información catastral de cada ayuntamiento, con la finalidad de detectar irregularidades. Luego del análisis y en caso de existir alguna irregularidad, se envía una comunicación al infractor, en que se avisa del inicio del procedimiento y se le da un plazo para alegar. Finalmente se inicia el proceso de regularización catastral.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion