Hollywood pierde a una mítica estrella de la Década de los 30

temple

Ayer por la noche perdíamos a una de las glorias del cine de Hollywood de los años 30, Shirley Temple, la considerada como niña prodigio de la época murió por causas naturales en su casa de California.


Shirley nacida en una familia de clase media asentada el 23 de abril de 1928 en Santa Mónica se convirtió desde la pronta edad de cinco años en una gran estrella de cine a nivel mundial. Considerada niña prodigio por sus dotes para la interpretación, la danza y el canto y acompañada de un rostro y un cabello rubio rizado angelical fue catapultada a lo más alto gracias a películas como The Little Colonel, Curly Top, Wee Willie Winkie, Heidi, A Little Princess, The Bachelor and the Bobby-Soxer y Fort Apache.

 Tras su gran éxito durante los años treinta y cuarenta en el cine y su vuelta a la pantalla en los cincuenta en series televisivas, Shirley intentó hacerse un nombre en el mundo político y aunque no acabó siendo lo que ella tenía en mente llegó a ser nombrada embajadora estadounidense en Ghana y Checoslovaquia entre otros cargos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion