La Democracia ha muerto. D.E.P.

 

 Tres24Blesa

La Democracia ha muerto. Que nadie se engañe. Aquellos de corbata negra y negro corazón, que mataron a Adolfo en vida, elevan oraciones por su descanso, tributos y honras al cadáver político en que le convirtieron. No le rinden pleitesía a la Democracia, a la que también hostigaron hasta la muerte.

Adolfo, a usted le fueron, luego se fue su memoria, con ella, parece que también la memoria de los españoles. Ahora usted se muere, y con usted, también muere la Democracia, que ha sido asfixiada por las mismas manos que aplaudieron su llegada.

España, buitrera nacional desmemoriada, donde han planeado observando desde las alturas los mismos que hoy comen del cadáver de la Democracia.

España es hoy un País donde el obrero no tiene conciencia de clase, donde cualquier demente da clases de historia-ficción y muchos le creen. La ideología se vende en una vieja botica, y sirve igual para justificar las traiciones que viejas dictaduras envueltas en papel de seda.

Hubo en la España de la posguerra, gentes valientes que lucharon por la Democracia, y sus restos sirven hoy de abono a algún maizal en un lugar desconocido. Hubo muchos hombres y mujeres que lucharon en nombre de la libertad, para que el pueblo tuviera voz.

No es posible que en el día en que, de alguna manera, se rinda tributo a la Democracia, se acallen cientos de miles de voces. Señores, no se engañen. Un Estado que escucha el silencio y no la voz de su pueblo, no es un Estado Democrático.

Todavía existe quien piensa que los que claman la muerte de la Democracia, son unos pocos atolondrados. Y lo piensan porque han visto cómo algunos, con una mano, sostienen una bandera, y con la otra, los cheques del mismo Sistema al que sirven y para el que trabajan.

Es cierto que puede existir un profundo desacuerdo con las banderas de algunos, pero si esperamos que todo el mundo piense de la misma manera, vamos a esperar en vano.

Siempre existirán ciudadanos que defiendan la bandera que Carrillo entregó a Adolfo a cambio de la llave de las urnas; la de Comisiones Obreras, la de UGT en las manifestaciones. Es difícil que exista un consenso sobre la forma en la que cada individuo desea formar parte de una Sociedad. Pero cuando el ciudadano pasa hambre, su voz es igualmente legítima, con banderas o sin ellas, independientemente de sus ideas. Y, desgraciadamente, el hambre y la miseria asoma en España como antaño. Y el hambre, no entiende ni diferencia ideologías, aunque parece apartarse de la derecha.

La prosperidad a la que se refieren algunos en sus palabras con ocasión de la muerte de Suárez (ora prosperidad, ora vivir por encima de nuestras posibilidades, depende en qué discurso), cuando hablan de su gloriosa patria, es otra falacia. ¿Qué prosperidad? ¿Qué progreso?

Pretenden que creamos que la prosperidad se terminó cuando surge la crisis. La crisis de la cara dura y del sinvergüenza. La crisis del ladrón de guante blanco, de la regresión a la época de los faraones y del gran festín de los propietarios de las mayores empresas de construcción. La crisis de una Banca que engulle al ciudadano y escupe sus huesos, la que vende hogares (viviendas con familias en su interior), la Banca de Blesa, el cazador de osos y preferentistas, al que se refiere de manera tan acertada J.J. Millán en su artículo:

Enlace

 Esa crisis que poco a poco tejieron los grandes traidores que han llorado al que llaman artífice de la Democracia.

 ¿Qué Democracia defendió Felipe González? Su traición fue recordada en el Teatro Falla de Cádiz, la tacita de plata, testigo del nacimiento de La Pepa, y también lugar donde tradicionalmente se expresa el sentir de gran parte del pueblo español (Aunque costearse la entrada ya sea un privilegio de unos pocos). Allí, recordaron a Felipe “las Viudas de los bisabuelos de los viejos del 55“. Que me perdone el lector, porque reproduzco de memoria su letra:

 “Gracias te doy Felipe, porque hace sólo un año,

lo que prometiste, no lo llevaste a engaño;

Salarios y pensiones, han ido mejorando

desde que le aplicaste, el cambio sobre el cambio.

Gracias te doy de corazón (Bis)

Pero de corazón roto,

por tus mentiras,

y tus patrañas;

Porque engañaste de nuevo,

a los obreros,

de toda España.

Acuérdate Felipe en lo que te has convertido,

¿Dónde están los ideales que propone tu partido?

¿No te remuerde el alma que la crisis la soporte

el bolsillo del obrero?

¿Ni que todos los jubilados y tres millones de parados

te llamen traicionero?

En aquel entonces, la prensa de derechas, se hacía eco de la voz del Falla y de la traición histórica del PSOE:

Enlace

Esa misma prensa fue más complaciente con Aznar, que envió a Irak a los soldados españoles. Don José María, otro gran traidor del legado de los miles de padres y madres de la Democracia. El arquitecto de la prosperidad que luego significó “vivir por encima de nuestras posibilidades” Él también recibirá honores de Estado cuando fallezca.

Le sucedió el traidor José Luis Zapatero. Traidor al Socialismo, a la Izquierda, a la Democracia, otra vez a la voz del pueblo, a quien tanto le deben y a quien tanto traicionan, disculpen la redundancia; él abrió la puerta grande a la doctrina neoliberal que terminó de arruinarnos, no sin antes multiplicar los beneficios de los amigos incondicionales de estos traidores de un bando y de otro, quizá del suyo propio y de ninguno.

Luego arribó Rajoy en un momento en el que la conciencia de Clase yacía inconsciente o dormida, en la juventud y en la clase obrera. La izquierda desencantada, la derecha de siempre, los indecisos, los que ahora se quejan y se callan cada cuatro años, todos ellos, otorgaron el viejo sillar a Mariano, donde permanece incrustrado ajeno al sufrimiento de niños y mayores, jóvenes y adultos, parados y paradas, hombres y mujeres.

¿Pero cómo viven los ex-gobernantes que ahora despiden a Adolfo?

Recordemos a uno de los traidores. Él se enriquece ocupando un lugar privilegiado en Gas Natural Fenosa mientras muchos ciudadanos no se han podido permitir el lujo de prender la calefacción estos duros meses de invierno. Sin embargo, le vemos encendiéndose un habano en el yate que perteneció a Franco, imagen que retrata a un traidor a su partido y a los españoles.

Pinche aquí

Antes:

 Tres24.felipe1

Después:

Tres24.Felipe

Han sido muchos valientes los que en la intrahistoria de España lucharon por la Democracia y por la Libertad. No la libertad de unos pocos:

En nombre de la libertad se dispara al pueblo en Venezuela. Con armas marca España, sépalo usted. En nombre de la libertad Stalin, en nombre de la libertad, Maduro, en nombre de la libertad, cartillas de racionamiento y persecución y muerte para los que piensan diferente.

Muchos españoles y no españoles, exiliados, deportados, perseguidos, fusilados. Todos ellos merecen un sincero y valiente homenaje. Hoy también son protagonistas, porque aquello por lo que lucharon, ya es ceniza y humo, y en sus brasas crepitan sus mismos llantos y sus propias agonías.

Adolfo Suárez le dió legitimidad política a la voz de un pueblo. A una voz que siempre fue suya. Fue valiente y honesto. Descanse en paz.

Ha muerto Suárez, en el día que la voz del pueblo ya no es la voz del pueblo.

Así, la Democracia, acaba de exalar su último suspiro.

La Democracia ha muerto. D.E.P.

Artículos relacionados:

Venezuela, armas españolas

Marcha por la dignidad

Sobre Israel Gajete Domínguez 49 Artículos
Israel se considera aprendiz de todo y maestro de nada. En el crisol de su juventud confluyeron y confluyen innumerables experiencias vitales, que le sirven para construir, poco a poco, el escritor profesional en que pretende convertirse algún día -vivir del “cuento”-. Ha publicado en diversos medios y soportes, colaborado en varios proyectos literarios, y resultado ganador en certámenes literarios de variado ámbito y género. También ha vendido libros que ha escrito junto a sus amigos a pie de calle. Mago, camarero, monitor de ajedrez, mecánico, documentalista, mozo de almacén, cuentacuentos... su recorrido laboral es breve pero intenso. Escribe poesía y narrativa breve, aunque también artículos sociales o de actualidad. Inconformista por naturaleza y buscador incansable de la verdad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion