Infanta Cristina al fin ante el juez

Después de un paseíllo de 11 pasos, la Infanta Cristina declaró durante casi 6 horas

Infanta Cristina saliendo del Juzgado

S.A.R. Doña Cristina de Borbón y Grecia, Infanta de España y Duquesa de Palma de Mallorca tuvo que presentarse como cualquier hijo de vecino, a prestar declaración esta mañana a pedido del juez Castro, quien la imputó por presunta colaboración en las posibles actividades delictivas por las que se investiga a su esposo, Iñaki Urdangarín.

La Infanta Cristina alegó no saber nada acerca de las mencionadas actividades y justificó sus implicaciones diciendo que ella siempre confió en su esposo y que por ello firmaba todo lo que él le presentaba. Incluso comentó que su padre, el Rey de España, le pidió a su marido en 2006 que se desvinculara de Nóos. Al parecer el que aún era Duque de Palma hizo oídos sordos a las sugerencias de su real suegro.

Durante casi seis horas la Infanta Cristina contestó a la mayoría de las preguntas que se le hicieron con diferentes variaciones de la misma frase: “No sé, no contesto, no me consta, de eso se ocupaba mi marido”. Al parecer la Infanta Cristina, al mejor estilo de las matronas romanas, se mantenía al margen absoluto de los temas económicos que únicamente manejaba su esposo y  se fiaba ciegamente de sus criterios al punto de estampar su firma en cualquier papel, sin siquiera enterarse de su contenido.

La noticia ha dado la vuelta al mundo y muchos medios destacaron a su personal a las puertas del juzgado. La declaración de la Infanta Cristina ha sido portada y tema central de la prensa mundial y como no podía ser de otra manera, ya hay cientos de fotos falsas circulando por las redes sociales

Falsa portada Time de la Infanta Cristina

La mas famosa es la de una falsa portada del Time, que muestra a la Infanta Cristina vestida de negro, cabizbaja y virtualmente “entre rejas”, con el siguiente comentario: “la princesa Cristina sospechosa en un caso de corrupción”

Al margen de la mediatez del tema y de las chanzas de las que es y será objeto la Infanta Cristina, el pueblo llano se pregunta: ¿qué necesidad tenía el yerno del Rey de meterse en estos fregados? Y es que al haberse casado con la segunda hija de Juan Carlos I, séptima en la línea sucesoria de la corona española, sus propios hijos preceden a su madre en la citada linea de sucesión. O sea que es yerno del Rey y posible futuro padre real.

Y respecto a la Infanta Cristina que ha demostrado con creces ser una mujer inteligente y con carácter, la gente de la calle comenta incrédula: ¿usted no sospecharía ante esta actitud modosa y de sumisión total, en plan: “yo no sabía nada”? A mí personalmente, esta postura de la Infanta Cristina me hace acordar mucho a la famosa frase de la Tita Merello en su tango Pipistrella: “es mejor pasar por gila (tonta), si una es viva (lista) de verdad“.

 

 

Sobre Sandra Monteverde Ghuisolfi 14 Artículos
Escritora profesional y periodista vocacional

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion