La Infanta Cristina se siente ofendida por las preguntas del juez Castro

La Infnata abandona el Juzgado tras su declaración

La Infanta Cristina no tuvo más remedio que acudir a los Juzgados para declarar como imputada, y clara muestra de su falta de colaboración fueron sus evasivas respuestas a las preguntas del juez. Al ser preguntada por éste en el sentido de que su puesta al frente de Aizoon proporcionaba un muy útil escudo fiscal, respondió: “Casi me ofende usted, Señoría”.

Su testimonio estuvo claramente enfocado a admitir su participación en las sociedades objeto de investigación, pero siempre desempeñando un papel pasivo, confiando en el buen hacer y honestidad  de su marido, hecho éste que lleva a uno a preguntarse: ¿Qué necesidad tenía Urdangarín de implicar a su regia esposa en sus negocios, si no era para aprovechar la hasta entonces poderosa influencia de la familia real?

La Infanta reconoció haber firmado el acta de constitución de Aizoon pero no haber presidido junta alguna de la misma, a pesar de existir documentos firmados por ella en este sentido. Al ser preguntada por la firma de diversa documentación, reconoció que posiblemente la hubiese firmado a petición de su marido, sin leerla siquiera.

Tampoco era consciente de tener la primera planta de su palacete arrendada a Aizoon. Según ella, lo supo cuando empezó a preparar la defensa con sus abogados.

Si quieres leer la declaración de la infanta puedes hacerlo aquí

Fuente : infolibre.es

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion