Las medidas de seguridad en edificios públicos disminuyen hasta un 50% por los recortes

seguridad privada

La Generalitat de Catalunya y los ayuntamientos han reducido drásticamente, hasta un 50%, y en algunos casos más. Las partidas destinadas a la seguridad, sobre todo en los dos últimos años, según el señor Josep Mulero, representante de la Associació d´Empreses de Seguretat (ACAES), que aglutina el 80% del sector en Catalunya. Una situación similar viven los empresarios del resto de España que aseguran que “los recortes en materia de seguridad privada son un hecho y afectan muy negativamente al sector”, esto es afirmado por la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (APROSER) que agrupa a las grandes empresas españolas que representan a cerca del 80% del volumen de negocio del sector.Los dos incidentes más recientes, como por ejemplo el atentado anarquista en la Basílica del Pilar o el caso del pistolero de Paris, todo esto ha despertado de nuevo la sensación de vulnerabilidad de los lugares de acceso público, y todo esto es debido a los recortes en este tipo de servicio. Y es que todas las fuentes consultadas.

Coinciden en asegurar que desde 2008 han entrado en una “tendencia decreciente, que tiende a mantenerse en el corto plazo” y que les ha llevado a cerrar 2012 con menos de 3.000 millones de euros, una facturación similar a la realizada en el ejercicio 2004. En el caso catalán, el departamento economía i Coneixement de la Generalitat de Catalunya, ha reconocido a este medio que los recortes han afectado a la partida de seguridad, aunque no han concretado cifras.

Las empresas de seguridad también sufren importantes retrasos en los cobros y aseguran tener “facturas pendientes de la Generalitat de hace más de dos años y atrasos de pagos de los ayuntamientos. Desde APROSER, repercute en los trabajadores porque con la demora en la atención de las facturaciones y la dificultad de acceso a la financiación “se hace muy difícil atender mensualmente los compromisos de pago a empleados y proveedores”, y tomar medidas en defensa de un sector clave.

El descenso de las contrataciones y el volumen de negocio van acompañados, de un empeoramiento de los servicios de seguridad contratados. Según el representante de CCOO, Jesús Martínez, se utilizan vigilante que no tienen titulación adecuada, y que para mantener unos mínimos, prescinden de agentes y “tiran” de seguridad privada pasiva, como pueden ser las cámaras de vigilancia a pesar de que asegura que los estudios advierten que estos sistemas funcionan “relativamente” y que la seguridad física, que es la presencia, es la más efectiva.

Aunque realmente es necesario la seguridad privada en organismo donde está la policía? pagamos el doble? Ves normal estos recortes?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion