Las víctimas de la talidomina en Australia serán indemnizadas

Efe

Efe
Efe

Otro triunfo para las víctimas de la talidomina en Nueva Zelanda y Australia. Los distribuidores del fármaco acordaron una indemnización de más de 81 millones de dólares a unos cien afectados.

Aunque la justicia australiana tiene que dar el visto bueno al acuerdo, este pacto clausura la demanda conjunta contra la empresa alemana Grünenthal y la británica Diageo, que comercializaron talidomina en Australia y Nueva Zelanda junto a Distillers, que compró posteriormente la compañía inglesa en 1997.

Peter Gordon, el abogado de las víctimas, explicó que además se acordó el pago adicional de 5,9 millones de dólares por gastos vinculados al caso.

Este acuerdo permitirá que las víctimas de la talidomina, fármaco administrado para las náuseas de las mujeres embarazadas que causó graves malformaciones en los fetos, reciban los cuidados pertinentes para el resto de su vida.

El próximo 7 de febrero el Tribunal Supremo del Estado de Victoria celebrará la vista en la que se espera la aprobación formal del acuerdo.

El año pasado Diageo ya acordó en Australia una indemnización millonaria a Lynette Rowe de 50 años que nació sin extremidades después de que su madre tomara talidomina durante el embarazo.

La culpabilidad de Grünenthal se demostró en un juicio en el país donde se originó el problema, Alemania, hace 40 años y los niños alemanes perjudicados recibieron 110 millones de marcos.

El mes pasado en España, un juzgado de Primera Instancia de Madrid, condenó a Grünenthal a pagar una indeminación a los afectados que reclamaron 204 millones de euros por las malformaciones que les provocó el medicamento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion