Miles de sirianos al borde de la muerte por hambre en Madaya

El activista sirio Nasir Ibrahim ha alertado a los medios de comunicación de la fuerte hambre sufrida por los habitantes de Madaya, una ciudad cercada por el ejército de Bachar al Asad. Según Ibrahim, hay personas que llegan a la situación extrema de comer hojas de los árboles como única posibilidad de alimentarse.

Aproximadamente unas 39 personas han fallecido en Madaya en los últimos seis meses desde que empezó el asedio de las tropas sirias, según esta fuente, quién asegura que “veinte murieron de hambre y las otras intentando salir del cerco”. En esta localidad, situada a 40 kilómetros de Damasco, los más afortunados se pueden permitir comprar arroz para subsistir gracias al dinero recibido de familiares desde fuera de la zona de control del gobierno, afirma el activista.

Un hombre desnutrido por la falta de alimentos en Madaya (Siria)
Un hombre desnutrido por la falta de alimentos en Madaya (Siria) /HANDOUT REUTERS

Hasta 200 dólares puede costar el kilo de arroz en la ciudad y unos 400 dólares la leche en polvo, alimentos que suponen un lujo para sus habitantes. Nasir Ibrahim explica que tan sólo hay un hospital de campaña “con muy poco instrumental y recursos” en la localidad, y el abasto de medicinas es escaso.

Según la fuente, los ciudadanos de Madaya tienen acceso al agua porque la ciudad está nevada y su único combustible para protegerse de las bajas temperaturas de enero es la madera quemada, ya que no pueden encender las estufas.

Diversas autoridades internacionales han denunciado la situación de alerta por hambruna que vive la ciudad. La ONU enviará ayuda humanitaria a Madaya con el consentimiento del Gobierno sirio para salvar a las 42.000 personas en peligro de muerte por hambre. Las ONGs Médicos sin Fronteras y Save the Children también han hecho llamamientos de ayuda para acabar con la tragedia.

MSF señala que 23 sirianos han muerto de hambre en la localidad desde el último reparto de alimentos, el 18 de octubre. Según la organización, seis de ellos eran bebés con meses de vida que fallecieron en el centro sanitario local. El hospital recibe ayuda de MSF desde el 1 de diciembre, cuyos portavoces defienden la evacuación urgente de los enfermos y la donación inminente de medicinas.

Un hombre desnutrido por la falta de alimentos en Madaya (Siria)
Un bebé desnutrido por la falta de alimentos en Madaya (Siria), el colectivo más vulnerable/ HANDOUT REUTERS

Por su parte, Save the Children eleva la cifra a 31 muertos por malnutrición, según los datos recogidos por trabajadores humanitarios. También reclaman la llegada inmediata de comida, medicinas y carburantes para evitar más muertes, especialmente de niños y niñas, el colectivo más vulnerable en estos momentos.

Representantes de la ONG confirman las palabras de Nasir Ibrahim sobre el encarecimiento de los precios de los alimentos por la escasez, como el azúcar, arroz o bulgur, que han subido a costes excesivos. El bulgur, nombre que recibe el grano de trigo partido, cuesta 280 dólares el kilo.

Por otro lado, la Unión Europea ha recibido con alegría la decisión del gobierno de Bachar al Asad de permitir la entrada de ayuda humanitaria a la ciudad del noroeste de la capital siria, además de lanzar un mensaje de paz al Gobierno sirio y la oposición para insistir en el fin de los ataques y bombardeos aéreos contra civiles. De momento, ya está de camino el primer convoy provinente de la organización europea para paliar las necesidades más urgentes de sanidad, atención médica, higiene, alimentos, agua potable y refugios.

Un hombre en peligro de muerte por desnutrición en Madaya (Siria) /HANDOUT REUTERS
Un hombre en peligro de muerte por desnutrición en Madaya (Siria) /HANDOUT REUTERS
Sobre Lara 5 Artículos
Periodista freelance del 1993. Graduada en la Universidad Autónoma de Barcelona y especializada en Cultura y Sociedad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion