Muñiz Fernández vuelve a decidir. Almería – Valladolid.

Gol con la mano de Rodri.

César Muñiz Fernández, encargado de arbitrar el enfrentamiento entre Unión Deportiva Almería y Real Valladolid de la jornada 12, volvió a decidir un partido, algo que no es novedad y mucho menos esta temporada.

Tras ser criticado en el Barcelona – Sevilla, y volver a fallar clamorosamente en el Elche – Real Madrid, el árbitro fue castigado, hasta la pasada jornada donde volvió a arbitrar. La pasada jornada decidió el encuentro señalando un penalti fuera del área, esta jornada, una vez más, Muñiz Fernández obtuvo el máximo protagonismo al dar como válido el gol de Rodri que dio la victoria al Almería, un gol que había sido rematado con la mano.

En el minuto 39 de partido, Rodri, delantero de la Unión Deportiva Almería, se iba al suelo para intentar rematar de cabeza un balón colgado largo, pero al no poder rematar de cabeza, el jugador acaba metiendo el balón con la mano al fondo de la portería.

Mariño, el propio portero del Valladolid, no intenta atajar el balón y enseguida va a reclamar al colegiado que el esférico había sido rematado con la mano, pero ni Muñiz ni sus asistentes dieron el gol por anulado, y al marcador subió el tanto que acabaría dando a los locales los tres puntos.

Ya en la segunda mitad, Muñiz expulsaría injustamente al jugador alemán blanquivioleta Ebert, por doble amarilla, dejando al club de Juan Ignacio Martínez muy perjudicado en el encuentro ante el Almería.

El árbitro del comité asturiano sigue en su línea de errores, y se habla ya de un castigo por parte de la Federación hasta final de temporada, un castigo más que comprensible, viendo sus actuaciones a lo largo de esta temporada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion