Niño australiano Julian Cadman entre las 13 víctimas del atentado de Barcelona

julian cadman
julian cadman

El niño de 7 años que se creía desaparecido luego del arrollamiento masivo que cometieron los terroristas en Barcelona es una de las trece víctimas mortales que quedaron como saldo del ataque terrorista que enluta a España.

La información del deceso del niño Julian Cadman de doble nacionalidad australiano-británica, se corroboró por parte de Los Mossos en un comunicado donde también, se identificaron a otras dos víctimas del atropello con la furgoneta de nacionalidades belga e italiana.

Es el segundo menor que se ha identificado luego de su fallecimiento como una de las víctimas de este acto de violencia extrema, quien se encontraba en la ciudad de Barcelona junto a su madre quien se encuentra herida de gravedad en un centro hospitalario de la ciudad.

El padre del niño viajó desde Australia e identificó a su hijo fallecido en el Instituto de Medicina Legal de la Ciudad de la Justicia en L´Hospitalet de Llobregat en Barcelona, donde estuvo en compañía de un equipo de profesionales de apoyo emocional y psicólogos, en ese difícil momento.

Por su parte, existe otra historia relacionada con el sensible fallecimiento de un niño en La Rambla, donde el turista inglés Harry Athwal de 44 años, al advertir en medio del caos que generó el atentado a un niño agonizando, salió del restaurante donde se encontraba con unos familiares y trató de auxiliar al niño que estaba inconsciente en medio de la calle.

Athwal dijo al Mirror del Reino Unido, que el niño tenía sangre en la cabeza y que al tomarle el pulso notó que ya no poseía y pensó que se había ido, que luego le acarició el pelo, lloró y se quedó junto a él.

No se retiró pese a que la policía le ordenaba que se retirara porque los terroristas podían volver a atacar. Dijo que le consuela no haberlo dejado solo. Contó que ante tantos cuerpos que atender, pidió varias veces atención para el cuerpo del chico.

Dijo que no le vio el rostro al niño, pero que tenía como la edad de su hijo tal vez unos 8 años. Este turista británico permaneció luego hasta la medianoche en locales cercanos hasta salieron con la ayuda de la policía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion