Onitsha: triste y caníbalmente célebre

Se encontró en Onitsha en Nigeria, un restaurante caníbal.

69789869

Onitsha es una ciudad de Nigeria, en el estado de Anabra, que está ubicada sobre el río Níger y es un importante puerto comercial.

Durante de la guerra civil de 1960 (la guerra de Biafra) Onitsha fue duramente castigada. Su desarrollo posterior se debió mayoritariamente al tráfico económico de su puerto.

Hoy en día habitan la ciudad de Onitsha más de medio millón de personas en su mayoría pertenecientes a la tribu egbo. Sus pobladores hablan el idioma original tribal y el inglés.

Desde el jueves, Onitsha ha pasado a ser noticia en todo el mundo, cuando se supo que la policía entró ese día en un hotel y procedió a arrestar a 11 personas por vender carne humana (al dueño del hotel, 6 mujeres y 4 hombres más).

El menú del restaurante ofrecía cabeza asada, pero al parecer nadie se dio cuenta que tipo de origen tenía la misma. A los arrestados se les acusa de “promover el canibalismo”; mientras tanto se investiga de dónde provienen los cuerpos.

Varias personas que habrían comido allí, dijeron haber sentido gusto “raro” a la carne, otros catalogaron el sabor de “dulzon” y los más se quejaron de no saber qué estaban comiendo, pero que era algo muy caro.

onitsha

La policía encontró en la cocina del restaurante del hotel de Onitsha dos cabezas humanas envueltas en papel celofán. También incautó en el local, varios móviles, armas, munición y gorras militares.

Una vendedora de verdura, vecina del lugar, comentó al diario local Osun Defender, que ya había visto “movimientos sospechosos en el entorno del local” por lo que no le sorprendió en absoluto la presencia de la policía en el día de ayer.

Históricamente el canibalismo es una costumbre practicada en Nigeria desde tiempos inmemoriales, que los mismos nigerianos quieren erradicar de una vez por todas. Por esa razón existen sitios donde según han declarado muchos turistas, se puede comprar carne humana a precios elevadísimos.

onit

No pretendo hacer aquí apología del canibalismo pues no estoy de acuerdo con este hábito en absoluto, pero lo sucedido en Onitsha, aunque nos parece increíble y aberrante a la enorme mayoría de las personas, para muchos nigerianos es de lo más normal, debido a sus antiquísimas y aun perdurables costumbres.

¡Lamentable, pero cierto!

 

 

 

Sobre Sandra Monteverde Ghuisolfi 14 Artículos
Escritora profesional y periodista vocacional

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion