Paddle, el teléfono móvil desplegable del futuro.

Creado por un grupo de investigadores de la Universidad de Hasselt (Bélgica), Paddle es la revolución del mundo de la telefonía.

Se basa en la idea de los teléfonos desplegables, una idea que ya se había generado anteriormente, pero que no se ha llegado a materializar nunca como hasta ahora. Paddle, está basado en la idea de un cubo de Rubik, estando compuesto por ocho módulos cuadrados  que actúan de pantallas que se despliegan y doblan para adoptar diversas formas.

650_1000_paddle-1

Así, Paddle puede convertirse en un teléfono móvil o en un libro, una tablet o una pulsera de entrenamiento para ir a correr según la voluntad de quien lo posee.

En concreto, el director del proyecto ha explicado que “Cuando Paddle se despliega completamente mide como un iPad, pero cuando se dobla es más pequeño que un iPhone”.

Hasta ahora, el funcionamiento de este dispositivo se sustenta a partir de dos componentes externos: un sistema de seguimiento óptico y un proyecto; no obstante, sus creadores prevén que en un plazo de 12 a 18 meses pueda funcionar de forma autónoma.

Lo que está claro es que a la gente le gusta tener dispositivos específicos para cada cosa y tener la última tecnología al alcance de su mano, preferiblemente de la forma más cómoda. Por ello, Paddle se presenta como la revolución de la tecnología permitiendo dar a un mismo dispositivo funcionalidades muy distintas.

Os mostramos una imagen en la que se puede ver las mayores opciones de las que dispone Paddle respecto de los dispositivos actuales:

Paddle

Fuente imagen: http://24reporte.blogspot.com.es/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion