Policía de Madrid detiene autobús de HazteOír por publicidad contra la transexualidad

autobus de hazteoir

El pasado martes 28 de febrero, la Policía Municipal de Madrid detuvo un autobús de la campaña Hazteoír, debido a que su publicidad contenía algunos lemas tránsfobos. Luego de que en horas de la mañana Rita Maestre, la portavoz municipal, diera a conocer las medidas tomadas por parte del Ayuntamiento para sacar de circulación dicho vehículo.

Por su parte Javier Barbero delegado de Salud, Seguridad y Emergencias aseguró hace pocos días durante una rueda de prensa, que haría todo lo posible, para que el autobús de la “vergüenza”, como el mismo Javier Barbero lo llama, dejara de circular de una vez por las calles de Madrid, aseguró que para ello se utilizarían todos los medios legales a su alcance.

La Policía de Madrid, también intervendrá algunos contenidos publicitarios que sean considerados “LTBIfóbicos” por la Unidad de Gestión de la Diversidad, esta agencia también se encargará de hacer llegar a la fiscalía un informe acerca de los hechos. El Ayuntamiento también considera que la campaña es completamente ofensiva y busca causar el odio y la segregación.

Ninguno de los grupos políticos o agencias del estado, estuvo en ningún momento de acuerdo con esta campaña en contra del adoctrinamiento sexual que fue realizada por la organización de orientación ultra católica conocida como Hazteoir ya que consideran que el mensaje de la publicidad puede ser muy ofensivo para algunas personas.

La campaña tenía previsto que el autobús circulara por las calles de Madrid hasta el miércoles, ya que luego habría de ir a Valencia, para luego pasar por varias regiones del territorio español como Zaragoza, Pamplona, Bilbao y Barcelona. A su vez más de 60.000 personas firmaron una petición para que el autobús fuese retirado de circulación lo antes posible.

Otro motivo para que este autobús fuese sacado de circulación el pasado martes, es que no cumplía con las ordenanzas municipales de movilidad y publicidad. Ya que solo los vehículos destinados a transportes públicos pueden tener algún tipo de publicidad.

El ayuntamiento aseguró que no sólo detendrá a este autobús sino que sus dueños tendrán que pagar multas de hasta más de 3.000 euros, aun así el autobús pretende trasladarse el viernes a Barcelona pero según palabras de la concejal Laura Pérez, el autobús no tiene permiso de circular por las calles de Barcelona.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion