Puigdemont afirma que el referéndum del 1-O no lo detiene nadie

referéndum
referéndum

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, afirmó este martes que nadie podrá parar el referéndum independentista previsto para el 1 de octubre, a pesar de la severa e inédita agresión del Gobierno del PP que encabeza Mariano Rajoy, recalcó que no se olvidará nunca, como tampoco a los silencios cómplices.

En un acto del PDeCAT celebrado en el Casino del Centre de L’Hospitalet, en que también han participado Meritxell Borràs, consellera de Gobernación; Joan Ramon Casals, alcalde de Molins de Rei y Jordi Monrós, líder local del PDeCAT; el president del Govern, subrayó que aún quedan tres días de campaña antes del 1 de octubre, ya que el sábado, según dijo, es un día para dedicarlo a la reflexión, advirtió además que esto no lo para nadie.

Una proclama, que el líder catalán, lanzó luego que la Fiscalía Superior de Cataluña ordenará a los Mossos d’Esquadra precintar todos los colegios electorales donde se tiene previsto colocar las urnas del referéndum antes del próximo sábado, además de impedir que se pueda votar en las calle, en un radio de seguridad de 100 metros alrededor de dichos centros.

Puigdemont afirmó que en estos últimos días se han visto cosas que no se veían desde la época de Franco, aseverando además que no serán olvidados los silencios cómplices, ni la colaboración para que el Gobierno del Partido Popular haya cometido tal agresión a las libertades del pueblo catalán; el presidente catalán aseguró que no se dejarán manosear por un partido político contrapuesto a la tradición democrática de la Unión Europea (UE).

En un intento por movilizar a los catalanes para que voten el 1 de octubre, Puigdemont ha sostenido que quedarse en casa es dar una oportunidad a los que están recortando la democracia; explicó que el Estado carece de argumentos por eso opta por usar la fuerza para restringir la democracia, Criticó duramente al Gobierno de Rajoy por estar persiguiendo referendos mientras no se encarga de acoger a los refugiados.

Fielmente el presidente de Cataluña, subrayó que un Estado no puede pretender obligar a los ciudadanos a ser de una manera que no desean ser, ni eliminar las libertades fundamentales, asegurando que van a fracasar al pretender callar a un pueblo ni rendido, ni resignado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion