Se cumplen 15 años de la muerte de kubrick

Stanley Kubrick nació el 26 de julio de 1928 y murió el 7 de marzo de 1999, 71 años de vida en los que le sobró tiempo para convertirse en uno de los mayores referentes del cine.

Fue fotógrafo, guionista, productor y director de cine. Comenzó sus trabajos creando cortos y documentales alrededor de los años 50, entre los que destacan “Day of The Fight”,  “ The Seafarers” o “Flying Padre”.  Posteriormente realizaría hasta trece películas que se destacarían por su precisión técnica, sus objetos, música y colores estratégicamente elegidos y su frecuente terminación en un enigma  que hacía pensar al espectador.

Un director inconformista, creador de obras polémicas  en las que se reinventaba a sí mismo. Nunca quiso repetirse, le gustaba lo original, plasmar aquello que imaginaba y luchar por ello; un ilustrador conceptual  de la condición humana como nunca antes había existido. En palabras de Woody Allen “Stanley fue uno de los grandes y genuinos artistas para los que no había barreras”.

Sabía lo que estaba mal en el mundo y lo convertía en arte a través de sus películas. Algunas de las más importantes fueron: Espartaco (1960), Lolita (1962), 2001: Una odisea en el espacio (1968), La naranja mecánica (1971), El Resplandor (1980) o Eyes wides shut (1999).

Os recomendamos la visualización de alguna de sus películas que sin duda no os dejarán indiferentes, así como los documentales “Stanley Kubrick: Una vida en Imágenes” y “Room 237”; éste último es un análisis de la verdadera identidad de Kubrick, la transmisión de mensajes e ideas que se ocultan a través de las imágenes, los colores o los objetos y que solo podremos llegar a comprender si observamos con detenimiento, viendo más allá de lo que parece ser.

Fuente imagen: www.culturacolectiva.com

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion