Tribunal Supremo califica con tinte laboral a accidente de trabajador fallecido que acercaba a dos compañeros a sus casas

accidente de trabajador

La sentencia del Tribunal Supremo, se refiere al accidente ocurrido a un oficial de construcción quien falleció cuando acercaba a dos compañeros a sus casas y sus familiares solicitaron las prestaciones a la Seguridad Social y al seguro privado y el tribunal supremo les aprobó su requerimiento.

Específicamente, responde afirmativamente para que se les cancele lo relacionado el seguro de Asepeyo que ofrecía cobertura al trabajador para accidentes de trabajo, por lo que la familia del oficial de construcción solicitó las prestaciones previstas pero se las negaron, al igual que la Seguridad Social.

También, habían acudido ante los tribunales y no les habían aprobado sus solicitudes. Sin embargo, el alto tribunal si aceptó su recurso y corrigió al tribunal Supremo de Justicia de Andalucía, sentenciando que los hechos probados acreditan que la finalidad principal del traslado donde fallece tenía claro tinte laboral.

Agregan, que aunque pudo haber regresado a su residencia de forma directa, se desvió a Mengíbar para llevar a sus respectivos domicilios a sus compañeros de trabajo. Explican, además que la duda puede estar en la cronología del viaje, porque la empresa cerró a las 18:30 y el accidente a las 19:40 horas, pero que ese tiempo no rompe la relación laboral.

En ese sentido, el Tribunal Supremo establece que ese lapso de tiempo corresponde al propio viaje vuelta a casa del trabajador siniestrado, ya que el accidente fatal ocurre en el desplazamiento hacia su domicilio y que éste puede calificarse como in itinere.

Aclaran que precisamente el día del accidente el trabajador cerró la valla de la obra a las 18:30 cuando finalizó su jornada laboral y que éste se trasladó en su coche junto con dos compañeros de trabajo, para llevarlos hasta Mengíbar localidad de la residencia de los mismos, y que después de dejarlos en su casa, ocurre el accidente mortal.

Por lo que las negativas anteriores de aprobar la cancelación solicitada, se produjeron porque se presentó un tiempo enorme, entre ambos trayectos que realizó el trabajador antes del accidente, por lo que dejaba claro que se había entretenido entre las 18:30 y las 19:40, pero igual el Tribunal Supremo aprobó la cancelación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion