Un nuevo parón por compromisos internacionales

españa

Estamos en semana de parón futbolístico en primera. Ya es tradición en el calendario de cada temporada que determinados fines de semana se suspendan las grandes ligas para que las selecciones nacionales se jueguen las fases de clasificación para un Mundial o Eurocopa. Está tan aceptado desde hace años que existe una especie de resignación por parte de los clubes y aficionados que no están de acuerdo con la fórmula.

No parece muy lógico que estas fases de clasificación duren más de un año, paren las ligas en septiembre, después en octubre, otra vez en noviembre, luego en marzo, en medio de partidos importantes de las competiciones domésticas y de la Champions League.

Podría ser una opción jugar estos partidos de las selecciones en un mes o mes y medio todo seguido, que pudiera dar tiempo a los seleccionadores a preparar sus equipos, con los mismos jugadores, sin interrumpir las ligas. Este desbarajuste de calendario provoca que sea toda una incógnita qué jugadores llegarán, en este caso al Mundial de Brasil, en buena forma o lesionados.

Y un calendario más unificado sería también más justo para los clubes. Este fin de semana se lesionó el madridista Khedira con la selección alemana, además en un partido amistoso. El Madrid lo pierde para toda la temporada pero se da la circunstancia de que si los plazos de su rodilla se cumplen podría llegar a jugar el Mundial el mes de junio. El equipo blanco recibirá una compensación económica por parte de la FIFA por el daño producido, pero esta desorganización se evitaría con un calendario unificado, jugando las selecciones todo seguido y después los clubes. El sistema actual rompe el ritmo de jugadores y de aficionados, que se pierden con calendarios mezclados. Y por cierto, se avecina una eliminatoria de Copa del Rey en fin de semana, lo que nunca había pasado. ¿Puede haber más caos?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion