Una Liga española de ¿uno, dos o tres?

Barça-Madrid

La Liga española de fútbol es cosa de dos. Es lo que se ha ido comentando en las últimas temporadas sobre el supuesto dominio de Barcelona y Real Madrid. La diferencia abismal entre lo que cobran estos dos grandes clubes y el resto, en cuanto a derechos televisivos, supone una fractura demasiado grande que desequilibra totalmente la competición. Si a eso le añadimos la crisis económica que, como siempre, afecta a los más débiles, las distancias se alejan aún más.

Sin embargo fue el Barcelona el equipo que sin hacer grandes derroches económicos comenzó a subir el nivel con la llegada de Guardiola de entrenador y la explosión de jugadores incomparables como Messi, Xavi o Iniesta. Al Madrid, para igualar fuerzas, no le quedó más remedio que desembolsar el dinero que hiciera falta fichando a Cristiano Ronaldo, Kaká, Xabi Alonso, etc. Durante tres años no llegó al nivel del Barça en Liga, y sólo en una ocasión, con Mourinho en el banquillo madridista consiguió superarlo, con la famosa liga de los 100 puntos.

La temporada pasada el Madrid se quedó a un puñado enorme de puntos del Barcelona y apareció como invitado sorpresa el Atlético de Madrid, que aguantó el ritmo de los culés sólo medio año. Fue una liga de uno, de principio a fin. El equipo hizo una primera vuelta sublime, imposible de superar y el resto de la temporada se dedicó a especular con esa renta. El milagro del año anterior del Madrid no podía tener continuidad, requería una concentración mental tan grande que después se resentía en la Champions.

Este año el Madrid sigue siendo “humano” y el Barça sigue a otro nivel, saldando casi todos los partidos con victoria. El Atlético de nuevo intenta aguantar el tirón hasta donde le llegue el aliento porque Simeone no suele hacer rotaciones y las fuerzas tienen un límite. ¿Será de nuevo una liga de uno?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion