Víctimas y sus familiares solicitan se haga justicia en el cuarto aniversario del accidente de Angrois

accidente de angrois
accidente de angrois

Hace cuatro años ocurrió uno de los peores accidentes ferroviarios de que se tenga noticia en España, el 24 de julio de 2013, pasadas las 20.30 horas el tren Alvia 04155 se descarriló a escasos metros de la estación de Santiago de Compostela; el fatal accidente causó la muerte a 80 personas y dejó un saldo de 144 lesionadas.

Las víctimas y sus familiares no han querido olvidar la tragedia, por lo que decidieron marchar hoy lunes por las calle de la capital gallega, con el objetivo de pedir se haga justicia y se determinen las responsabilidades políticas por el fatal suceso que aseguran pudo haberse evitado.

En este último año, el accidente de Angrois, bautizado así por el nombre del barrio donde ocurrió el descarrilamiento, ha dado un inesperado giro judicial y político. En el plano judicial en mayo de 2016 la Audiencia Provincial de A Coruña ordenó reabrir el caso, que con el apoyo de la Fiscalía el segundo juez instructor había cerrado, dejando como único imputado al maquinista.

En el plano político, la nueva Ejecutiva del PSOE, encabezada por Pedro Sánchez, que se había opuesto a la constitución de una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados, cambió de posición y ha solicitado que se investigue el accidente ferroviario.

Por su parte los afectados por el accidente y sus familiares han decidido conmemorar este cuarto aniversario accidente de Angrois realizando una marcha en Santiago de Compostela, cuya consigna central es Justicia y verdad, el punto de partida es la estación de tren de Santiago de Compostela y la llegada será en la Plaza del Obradoiro.

Las víctimas del Alvia 04155 quieren que se reconozca la responsabilidad, que ellos consideran tienen Renfe y Adif, debido a la ausencia de sistemas de seguridad tanto en el tren como en las vías, ya que no contaba con el mecanismo de seguridad ERTMS, el cual hubiese evitado que el convoy alcanzara tan alta velocidad en la curva de A Grandeira.

En relación con ello, el pasado jueves el pleno municipal de Santiago de Compostela decidió aprobar una moción presentada por el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) que exige la activación del sistema de seguridad ERTMS en el tramo ferroviario Ourense-Santiago; así como la constitución de una comisión de investigación parlamentaria y técnica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion