Machismo ¿Un mal sueño del pasado?

machismo

Es muy común escuchar que el machismo es parte de un pasado en que la propia cultura generaba diferencias entre géneros y hacía que prevaleciese uno sobre otro. ¿Pero hasta qué punto realmente esta  aberración murió en el ayer?

Afortunadamente,  vivimos en una sociedad en la que cada vez son más las  personas  que intentan cambiar esta realidad, esas mismas  que piensan que una cultura no debe   generar diferencias ni discriminaciones, ni debe decidir cómo una mujer o un hombre deben comportarse  por su mera condición.

Sin embargo, aún podemos ver muchas sombras machistas sobre el seno  de nuestra sociedad, que siguen encadenando a la figura de  la mujer y limitando su expansión  e incluso su propio desarrollo.  Dicen que la lengua es el reflejo de una sociedad, y desde esta perspectiva si nos adentramos en la nuestra podemos observar pesadas huellas que delatan un camino por el que seguimos avanzando sobre las mismas premisas de siempre. Pensemos por ejemplo en los significados de las palabras “cojonudo” y “coñazo”, es muy clara la diferencia entre ambos, y sólo es uno de los ejemplos entre los numerosos que podemos encontrar en nuestra lengua.

Por otro lado, aún existe mucha divergencia  en el mercado laboral, en el que además de existir sectores donde la  mujer no es muy bienvenida, podemos encontrar claras diferencias entre sueldos o cargos.

Podemos ser más políticamente correctos, podemos tener más conciencia sobre la necesidad de erradicar estas prácticas, más conocimiento sobre la existencia del mismo, e incluso más voluntad de cambiar las cosas, pero hasta el momento nuestra sociedad sigue siendo generadora de diferencias y machismos.

Aún son muchas las cifras de víctimas mortales a causa de esta realidad, así como la imagen cosificada de la mujer en anuncios publicitarios actuales, o los estereotipos que seguimos creando desde el primer momento de la vida de un bebé, cuando le vestimos de un color u otro dependiendo de su género, o le rodeamos de juguetes muy distintos que determinarán en gran medida su vida en el futuro  partiendo  también de este mismo factor.

¿Acaso es tan  necesario crear la diferencia desde el minuto cero de la vida de un sujeto?

Quizás  estemos en un punto en el que los dos caminos están claramente diferenciados, y en el que cada vez es mayor el número de personas que eligen el de la igualdad, pero aún hay mucho pasaje por recorrer,  hasta poder hablar de una sociedad libre de estereotipos y prejuicios machistas en la que las personas vivan  se desarrollen y  sientan libremente.

“EDUCAD AL NIÑO Y NO SERÁ NECESARIO CASTIGAR AL HOMBRE” Pitágoras

 

  1. Queda mucho camino…. Son muchos los prejuicios que la Sociedad trata de imponer y que casi siempre consigue….. a dia de hoy, pienso que la igualdad causa mucho temor en la mayoría de las personas, mujeres también, que se apresuran a señalar y juzgar, por incomprensión o simplemente por que ellos no son capaces de liberase de esas cadenas, de quitarse la máscara y vivir con libertad, respetando siempre la de los demás, libertad de elegir… de ser… de amar. no puedo decir a nadie que es lo que debe hacer, pero yo personalmente, aunque esté contaminado, trato cada dia de ser un poco mejor…

    • Estoy muy de acuerdo contigo, y esa es la actitud más acertada, ya que desgraciadamente no podemos negar que en gran parte es un legado histórico y cultural que seguimos arrastrando como un lastre aprendido y heredado.

  2. es un tema que sigue estando tan presente hoy…que no puedo estar mas de acuerdo contigo,un porcentaje muy alto de jovenes siguen sufriendo episodios de violencia machista,muchos no reconocidos por ellas,se siguen normalizando comportamientos machistas que vienen impuestos desde la infancia.gracias a artículos como estos nos seguimos concienciando de que hay que imponer la igualdad y continuar con la lucha desde una misma ,desde uno mismo ,desde todos.

Dejar una contestacion